Accediendo a créditos se mejora el panorama

En la medida en la que los campesinos tengan más acceso a recursos de financiación su futuro puede cambiar. Sin embargo, para que esta opción sea exitosa es necesario que ellos tengan apoyos financieros para apropiar tecnologías en el campo, si se quiere hacer rentable el negocio.

Luis Vicente Támara, gerente general de Coragrovalores, explicó que entre las alternativas que existen para acceder a créditos y mecanismos de financiación, lo primero que se debe hacer es formalizar la tenencia de su propiedad. Segundo, llevar registros contables del negocio, y demostrar un ingreso formal y estable, así como tener una cuenta bancaria. 'Ayuda mucho si pertenece a una asociación de productores formalmente constituida y bien administrada', dijo.

En cuanto a tasas, existe un nivel competitivo en las líneas de Finagro, lo que falta es incluir a más productores, que la banca pública y privada irrigue más recursos, más ICR sin distingo del productor y mayores plazos para pagar.

Entre las oportunidades que tienen los campesinos se destaca la privilegiada ubicación geográfica. Esto es una ventaja en cuanto a condiciones agroecológicas, hidrológicas y diversidad, lo que puede transformarse en ventajas competitivas.

'La producción de palma africana está a los mayores niveles internacionales, y no la producen en Estados Unidos o en Europa por la estacionalidad climática, igual sucede con muchas frutas tropicales y hortalizas que se producen en Colombia. En carne podemos ofrecer un producto natural y saludable, por ser alimentados con pasturas y poseer menos grasa intramuscular, ahí encontraremos nichos de mercado en nuestro país, o cualquier país con el que tengamos acceso arancelario y sanitario. Nuestros quesos frescos artesanales, con certificación de procesos y denominación de origen, pueden tener amplias posibilidades para exportar nuestra producción láctea. Estas son grandes oportunidades también para los campesinos del país', resaltó Luis Vicente Támara.

Algunos ya se han visto favorecidos
Los campesinos de Neiva, por ejemplo, son algunos de los beneficiados que accederán a créditos para pequeños productores hasta por $20 millones a través del convenio que hay entre Finagro y la Alcaldía de Neiva. Uno de los principales componentes para los microcréditos es el Incentivo a la Capitalización Rural (ICR), subsidio que le brinda el Estado a los campesinos cuando estos establecen cultivos de tardío rendimiento o desarrollan proyectos nuevos.

La opinión

Luis Vicente Támara
Gerente de Coragrovalores

'Para ayudar al sector agropecuario colombiano se debe invertir en productos que creen círculos virtuosos de economías de escala'.