Alimentos y frutas se abren camino en el mercado de Brasil

María Claudia Lacouture

El crecimiento del 425% de las exportaciones de productos de agroindustria hacia Brasil, entre 2010 y 2011, comprueba que es un mercado importante para la diversificación de mercados y que ofrece grandes oportunidades para los empresarios colombianos.

El año anterior, este sector vendió US$62,1 millones, US$50,3 millones más que en 2010, según datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, basado en cifras del Dane.

El poder adquisitivo de la población en Brasil crece y crea nuevas tendencias y demandas. Los productos saludables y bajos en azúcar ganan terreno, en parte, como respuesta a las constantes campañas que buscan reducir los altos niveles de colesterol detectados entre sus habitantes.

Se trata de un mercado con competidores fuertes, como los asiáticos, y por los mismos productores locales. Es importante que los empresarios que piensen ingresar, lo hagan con objetivos claros, con experiencia exportadora y luego de un riguroso análisis de los nichos o los segmentos a los que se desea llegar. Brasil, al igual que países grandes como Canadá, México o Estados Unidos, no debe ser visto como un mercado único y con patrones de consumo similares.

Frutas como la granadilla, la pitahaya y la uchuva comienzan a ganar espacio en supermercados con clientes de alto poder adquisitivo. La exportación de frutas, especialmente las exóticas, también nos trae el reto de orientar al consumidor para que descubra las posibilidades que tiene para prepararlas y aprovechar su sabor particular.

Las estrategias de mercadeo son fundamentales para diferenciar el producto, más, cuando las empresas brasileras han evolucionado en sus planes de promoción. Si bien la competitividad en el precio es una variable importante, la publicidad y el mercadeo deben hacer parte de los planes de quienes piensan posicionar sus productos.

El clima también influye, por ejemplo, para exportar frutas. Los habitantes del norte tienen una oferta variada y permanente por su temperatura tropical, mientras que en los estados del sur y sudeste, además de tener estaciones, vive la población más rica, que ofrece oportunidades de negocios diferentes, dado que son los consumidores que más demandan alimentos con valor agregado.

Entre las oportunidades que la entidad ha detectado están los snacks salados y dulces. Existe la tendencia a consumir aquellos con sabores de frutas como manzana, banano, piña y durazno. Las conservas, los artículos de chocolatería, los productos de panadería y los cafés gourmet también tienen demanda. El atún es otro producto con opciones, especialmente en redes de hoteles y restaurantes.

Las posibilidades que hoy el brasilero tiene para viajar lo convierte en un cliente más conocedor y exigente. A ello se suman las fuertes leyes de protección al consumidor que tiene Brasil. Un error en la información de la etiqueta o deficiencias en el producto harán que la confianza hacia el producto y su fabricante se pierda.

Proexport cuenta con una oficina en Sao Paulo, con los asesores y con las herramientas idóneas para orientar a los empresarios interesados en llevar sus productos a este mercado con gran potencial. Exportar hacia este país ya no es un mito y quedan muchos pasos más por dar.

La importancia del cooperativismo
'En un mundo globalizado es preciso la unión de fuerzas para apalancar el desarrollo y la tecnología para importar y exportar una empresa o ciudadano debe logra su mejor esfuerzo de producción con nuevas tecnologías e inversiones y políticas públicas. El coperativismo es una forma de darle apoyo a todos fortaleciendo a los empresarios de manera individual', afirmó el veedor en coopertaivas para el sector agrícola de Brasil, Jose Alusiu de Sousa.

TEMAS


Comercio - TLC