Asegure un buen transporte para el ganado después de la compra

En las subastas ganaderas, luego de que el martillero adjudica un lote a un comprador, a partir de ese momento este es el propietario del ganado, quien después firma una factura con la cual se compromete a pagarlo.

'Las personas que tienen un cupo de crédito asignado tendrán un lapso de ocho días para cancelar la compra. Pero quienes por primera vez van a participar, o quienes no tienen este cupo de crédito, deberán cancelar la adquisición antes de retirar los animales', explica Rodrigo Alberto Mejía Arango, gerente de Suganar.

El nuevo propietario del ganado será quien haga la oferta más alta. Este debe presentar una orden de entrega que se le da al ganadero comprador una vez haya firmado las facturas de compra, donde acepta las condiciones y reglamentos de la subasta.

Pero el tema va mucho más allá de la simple negociación. Luego del acuerdo, lo primero en lo que debe pensar el comprador es en el transporte del ganado desde el sitio de subasta o remate hasta la finca de destino.

Antes de hacer cualquier cosa, el nuevo dueño del ganado tiene la obligación de presentar la licencia de movilización y llenar una planilla de salida en la que se identifica el camión, el conductor, el comprador, el predio y municipio al que se dirige el ganado adquirido.

Compromisos
La mayoría de las empresas que realizan las subastas actualmente en el país no se hacen responsables del transporte de los animales, lo que deja en manos de los nuevos dueños la movilización de los lotes.

Para llevar de un lugar a otro a los semovientes subastados o próximos a subastar, los organizadores tienen una lista de transportadores de confianza que son recomendados a los ganaderos.

Según Camilo Restrepo, gerente de Subasta Ganadera del Suroeste (Sugasur), 'toda res, equino, mular y caprino, entre otros, que sea transportado por cualquier lugar del país debe tener la licencia de movilización que cumpla con las exigencias del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), además del permiso de inspección que expide cada municipio y que es exigido en los diferentes puntos de control ubicados en las vías'.

El experto agregó que si se trata de hembras mayores de 24 meses y de machos enteros de más de ocho meses, el propietario tiene que presentar las pruebas negativas de brucelosis.

Más allá de lo técnico y legal para la movilización de los animales, hay factores técnicos clave que no pueden ser pasados por alto, pues en algunos de los casos se traducen en la disminución de la salud del ganado o incluso su muerte.

Según Antonio Silva, gerente de Agrocomercial Korán, el camión debe tener ciertas características especiales como carrocería diseñada para ganado, donde los separadores, gavera, cisco y piso antideslizante, además de compuertas de corredera, son más que necesarios.

'En el caso nuestro, tratamos de que los animales que transportamos sean lotes por camión, es decir que para el cupo completo serían alrededor de 15 reses dependiendo del peso', especificó Martín Vásquez, gerente de TVgan Remates.

De acuerdo con Juan David Barreto, martillo de subastas ganaderas, dependiendo de la zona hay cierto tipo de ganado que se subasta más. Pero en general en el país es más apetecido para este tipo de eventos los diferentes tipos de razas de ganado genuino.

Por su parte, Fernando Arenas, director ejecutivo de Asocebú, señaló que actualmente los animales que más se subastan son los machos para ceba y las hembras de levante. Y en algunos casos vacas y novillas de leche.

Pero la mayoría del ganado que se vende en las subastas es de tipo comercial para engorde.

El negocio incluye el pago de las comisiones
Según Juan Diego Montoya, supervisor de la Feria de Ganados de Medellín, el vendedor de los animales debe tener en cuenta que la subasta, por organizar el ganado, recibirlo y responderle por su dinero, cobra unas comisiones que oscilan entre el 3% y 5% sobre el valor de la venta. El precio en las subastas se define de acuerdo al kilo de ganado en pie y a la modalidad de éste, que puede ir desde hembras y machos de levante, hasta novillos de ceba y vacas paridas. También se establecen con base en los precios que se publican en las páginas de las subastas. 'Algunos precios de referencia son, por ejemplo, que $2.500 cuesta el kilo de la hembra, $2.800 el de macho, y $2.000 el de una vaca. Con estos la gente va aumentando el valor en las pujas', dijo Andrés Fernando Arenas, director de Asocebú.

La opinión

Camilo Restrepo
Gerente de Sugasur

'El comprador debe presentar en la comercializadora datos personales o de la empresa, información del predio, forma de pago y referencias personales y financieras'.

TEMAS


Transporte