Chile: mercado al que le apuestan los colombianos

José Joaquín Palacios

Debido a las restricciones y a las dificultades de expansión de las exportaciones colombianas hacia nuestros vecinos Venezuela y Ecuador por decisiones de estos gobiernos, desde el 2008 hemos logrado aumentar nuestra presencia en los mercados centroamericanos y chileno.

Chile es el sexto mercado de las exportaciones colombianas, y a su vez, representa el puesto catorce del origen de nuestras importaciones. Durante los últimos diez años las exportaciones chilenas hacia Colombia han crecido un 247%, mientras que las colombianas hacia Chile lo han hecho en un 1.108% (Embajada de Chile, Oficina Comercial, 2009)

Los principales productos de exportación colombiana hacia ese mercado son: petróleo, carbón, azúcar en materias primas y policloruro de vinilo, grasas y aceites vegetales, medicamentos, carbono, poliestireno, acumuladores eléctricos y conservas en productos manufacturados. Por su parte, importamos de Chile: celulosa, manzanas, alambre de cobre, cartulinas, cigarrillos, conductores eléctricos de cobre, gasolina y diesel en productos manufacturados y servicios tales como soporte y soluciones en telecomunicaciones y bancos, ingeniería minera y de construcción y publicidad.

Colombia suscribió un Tratado de Libre Comercio con Chile  donde los exportadores australes se beneficiaron del 99% del universo arancelario exento de arancel, y de 1% compuesto por lácteos, carnes, aceites y cítricos que acaban de desgravarse a partir del 1 de enero de este año. A su vez, hemos logrado incrementar nuestras exportaciones de commodities (petróleo, carbón y azúcar) aprovechando los buenos precios internacionales. Adicionalmente, ha contribuido al impulso de las exportaciones industriales colombianas (Banco de la República, 2011).

Chile es un importante socio estratégico colombiano, representamos el cuarto país para sus inversiones, estas se concentran en generación y distribución de electricidad, servicios financieros y de salud, transporte naviero, retail y proyectos de biocombustible (Embajada de Chile, Oficina Comercial, 2009).

La economía chilena se ha destacado en la región por ser una de las más estables y sostenibles y en demostrarse como la economía más abierta en el continente.  Adicionalmente, hemos venido impulsando junto con Perú y México un proceso de integración profunda que nos va a conducir a ejercer un importante liderazgo conjunto en  la región, sin mencionar los esfuerzos realizados en el campo de los mercados financieros a través del Mila (Mercado Integrado Latinoamericano), constituyéndose hacia el futuro como el más importante mercado accionario del continente.

Debido a la trayectoria de los chilenos en el campo minero energético, se abren importantes posibilidades de desarrollo en proyectos conjuntos que posibiliten el establecimiento de alianzas estratégicas empresariales en estos sectores impulsados en el Plan de Desarrollo del actual gobierno.

Todo lo anterior conduce a mirar con detenimiento estas oportunidades y a orientar a nuestros empresarios en el conocimiento de sus posibilidades de expansión considerando a Chile como uno de sus más importantes objetivos, aprovechando el marco regulatorio frente al comercio y la inversión, lo mismo que a los acuerdos sobre doble tributación contemplados en el TLC firmado con ellos.

Una buena perspectiva para el comercio
Un estudio del Fondo Monetario Internacional señaló que el crecimiento de los países exportadores de materias primas como Chile y Colombia fue el resultado de la gran demanda interna del sector privado, factor al que se sumaron precios favorables de los productos, condiciones de financiamiento externo positivas y efectos de las políticas macroeconómicas aplicadas en el pasado.
 

TEMAS


Chile - Colombia - Exportaciones