Claves para preparar los caballos antes de una competencia

Los jueces miran 3 aspectos básicos cuando están juzgando un caballo en competencia: el fenotipo o configuración que vale un 25%; el agregado por manejo o por adiestramiento que correspondiente a un porcentaje igual; y el movimiento que pondera el 50% de la calificación.

De estos tres aspectos el manejo es lo que puede ser moldeado y del adiestramiento que se haga del equino depende, en muy buena parte, la preparación para enfrentar una competencia con éxito. Hay que partir de que el caballo como ser vivo es sensible y debe tener el trato y entrenamiento adecuado. Agronegocios consultó dos expertos en la materia, un médico veterinario y una jueza quienes dieron recomendaciones sobre el tema.

Y la primera es clave: hay que elevar las capacidades del ejemplar. “Se potencian con un adecuado entrenamiento, pues son innatas del animal. Debe existir un reconocimiento mutuo, entre el equino y su chalán. Deben ser un binomio, reconociéndose cada uno así mismo, para que con conocimientos de etología, el montador pueda entender al equino que conduce”, señala el médico veterinario, Álvaro Mesa.

Una de las características que se juzga es el temperamento y en este sentido la jueza, Ángela Ochoa, recalcó que se debe tener cuidado porque con malas prácticas se puede hacer un caballo bravo. “A partir de un buen manejo se puede moldear el mal genio del ejemplar. La gente confunde brío con temperamento y son aspectos distintos. Un caballo brioso tiene energía y lo ideal es tener un ejemplar con brío y buen temperamento” sostuvo. Pero en esto de las buenas prácticas hay un asunto clave y es establecer lazos de confianza entre el montador y el caballo no por sometimiento, sino por convencimiento.

“Es un error atemorizar el equino. Hay unos caballos que están entregados con gusto a sus montadores y eso es apreciado por los jueces en las competencias. Un ejemplar bien tratado se concentra en lo que está haciendo pero cuando está amedrentado y espera golpes en la boca o talonazos, queda propenso a cometer errores”, indicó. A esto Mesa agregó que se debe llegar con tiempo al escenario de competición para hacer un reconocimiento por parte de binomio (chalán-caballo) de todos los factores como ruido, luz, música o clima Ochoa señala que este acondicionamiento se puede simular en pesebreras y sitios de entrenamiento para que el caballo se adapte al ambiente de competencia.

El transporte del equino es parte fundamental
El caballo debe tener el entrenamiento correcto para ser embarcado y transportado en un vehículo. Son recomendaciones del médico veterinario Álvaro Mesa. Antes de transportarlo se debe entrenar , sin usar violencia ,para subirlo al camión , el cual debe tener piso antideslizante y una buena capa de aserrín/viruta de madera y/o cascarilla de arroz. Debe tener separadores, para que tenga apoyo en las curvas y si el viaje dura más de 3 horas hay que suministrarle agua potable y disponer de heno. Debe llegar a tiempo para que repose y reconozca el escenario donde va a competir, ya que en el trayecto el caballo puede generar ácido láctico que si está presente en cantidades grandes en los músculos y afectar sus movimientos.