Conservar la genética de las razas criollas, el objetivo del sector

En los últimos años Colombia ha sufrido una descapitalización de los recursos zoogenéticos criollos, a pesar de que estos constituyen la base para el desarrollo pecuario.

Por eso se han impulsado iniciativas desde el sector para evitar la desaparición de estas razas, que son el material genético base para la reproducción de otras razas resistentes a enfermedades y de fácil adaptación a situaciones adversas.

En Colombia las razas más conocidas son Blanco Orejinegro, Caqueteño, Casanare, Costeño con Cuernos, Chino Santandereano, Hartón del Valle, Romosinuano, Sanmartinero, Lucerna y Velásquez.

Para la conservación de la raza criolla, la Universidad de Antioquia configuró un núcleo de ganado puro Blanco Orejinegro (BON). 'Hoy tenemos 88 animales y anualmente se realiza el remate de ganado BON Universidad de Antioquia, con el fin de compartir la posibilidad de acceder a ganado de alta calidad genética', señaló Dursun Barrios, director del Departamento de Formación Académica de Haciendas de la Universidad.

Si llegan a desaparecer las razas criollas se reducirían las alternativas de producción bovina, lo que repercutiría en la disminución de la productividad.

'Trabajamos de la mano del Ministerio de Agricultura y Corpoica en el aumento de bancos de germoplasma in situ e in vivo de nuestras razas criollas', afirmó Antonio Velásquez, director de Asocriollo.

Otras especies
Un caso distinto es el de los cerdos criollos de la región Pacífico, también llamados popularmente 'cerdo mico' o 'pajarito', un recurso genético traído por los españoles en el siglo XV que permanece en la actualidad, pese a las altas temperaturas y las enfermedades.

'Fue preocupante encontrar que los cerdos están solo en la memoria de los campesinos, ya que las comunidades han sido víctimas de la imposición de paquetes tecnológicos contrarios a su producción tradicional. Pero los resultados no han sido los esperados porque las razas mejoradas resultaron insostenibles en las condiciones selváticas del Chocó', sostuvo Victoria Arredondo, estudiante de la Universidad Nacional en Palmira.

La genética de la gallina criolla colombiana también fue estudiada por científicos de la Universidad Nacional en Palmira y analizaron la morfología y genética de estas aves en Putumayo, Valle del Cauca, Chocó y Nariño.

Según la profesora Ángela Álvarez, directora del grupo Girz de la UN, 'la gallina criolla se diferencia de la mejorada por tener algunas ventajas como rusticidad, habilidad materna y adaptación'.

El apoyo también es académico
Asocriollo tiene convenios de cooperación e investigación con la Universidad Nacional Sede Palmira, la Universidad de Antioquia y la Universidad de la Amazonía, con los cuales busca identificar las ventajas comparativas de los ganados criollos y colombianos. 'Con la Universidad de Milán y el IILA trabajamos en un programa de mejoramiento genético de la raza Lucerna. En estos animales tenemos promedios de producción de 3.000 litros de leche por vaca en lactancias de 305 días y producciones de hasta 18.000 litros de leche por hectárea al año utilizando sistemas silvopastoriles', dijo Antonio Velásquez.

Las opiniones

Camilo Barrios
Director del Comité Técnico de Asoovinos

'Las granjas de ovinos criollos proveen la genética para estar continuamente mejorando los reproductores de colombia'.

José Antonio Velásquez
Director ejecutivo de Asocriollo

'Las razas criollas y colombianas llevan 500 años adaptándose a las condiciones climáticas. hoy son tolerantes al calor y consumen forrajes toscos'.