De clase mundial

Juan Luis Londoño

Colombia presencia un indiscutible auge del sector hotelero, que responde con claridad no solo a las condiciones de un mercado con gran potencial de crecimiento, sino a un turista local e internacional cada vez más exigente, y con acceso a infinitas alternativas de viaje hacia múltiples destinos.

El contexto llama a la innovación y a la capacidad de sostener y mejorar nuestra infraestructura y la calidad de los servicios que ofrecemos. Tenemos una gran responsabilidad por delante, porque los ojos están puestos sobre el país, y las empresas del sector tenemos el reto de responder y superar las expectativas.

Es este estado de las cosas y esta mentalidad empresarial de buscar nuevas y más efectivas maneras de responder a las exigencias del mercado los que llevaron al Hotel Zuana Resort a ser el único complejo turístico en Suramérica en ser reconocido en mayo de 2012 con el Chairman's Club Award de Interval International, uno de los galardones más importantes en el mundo de los servicios vacacionales.

Ha sido un trabajo de constante perfeccionamiento durante más de 15 años y una inversión de más de 80 millones de dólares en una industria altamente demandante, y bajo un modelo de negocios como el tiempo compartido que nos sitúa en un entorno muy competitivo, toda vez que el cliente tiene la posibilidad permanente de comparar al resort con otros de primer nivel en más de 75 países, que hacen parte de la red Interval a la que ya  pertenecen más de 2.700 complejos hoteleros en los cinco continentes.

Hemos hecho un gran esfuerzo en comprender en detalle hacia dónde se dirige el interés del turista, de la familia colombiana y extranjera que busca una experiencia de descanso y esparcimiento, y cuya perspectiva apunta a contar con este espacio de por vida. Este espíritu de curiosidad permanente y la capacidad de responder a los hallazgos que resultan de la investigación y el análisis constante han redundado en 12 mil familias dueñas de una propiedad vacacional en el Zuana y ventas récord que en la actualidad sitúan al hotel entre el top 25 con mayor volumen de membresías a escala global.

Responder a nuestra promesa de ofrecer comodidad y servicio de clase mundial a perpetuidad constituye un desafío importante y una gran inspiración. Nuestra política de ofrecer vacaciones vitalicias es lo que nos diferencia, porque la propuesta es la de hacerse a un derecho, a un patrimonio, y no a un gasto. Tenemos la confianza, el talento de un equipo sólido y comprometido, y el conocimiento para llevarlo a cabo.

Vemos un sector promisorio hoy y hacia el futuro. Las oportunidades surgen de escenarios de gran belleza en Colombia, y de una cultura de vacaciones en expansión en el país y la región en la que se reconoce la enorme relevancia de tomarse un momento para sí mismo, para la familia y para los amigos. También se dan por la llegada de reconocidas cadenas hoteleras y desarrollos de firmas nacionales que fortalecen la oferta e impulsan la elevación de los estándares de calidad y servicio en toda la industria.

De la misma forma continuarán siendo determinantes la seguridad interna, y la percepción distinta y favorable a Colombia que se ha logrado forjar dentro y fuera del país. El ritmo de la economía es proclive al crecimiento. Son muchos los factores positivos. La escena está dispuesta para ser capitalizada por empresas y empresarios con vocación de servicio, visión de liderazgo y voluntad de progreso.