El desarrollo puede darse de la mano del sector privado

Empresas del sector agro y miembros de los diferentes eslabones de la cadena productiva han desarrollado programas de Responsabilidad Empresarial para apoyar a los campesinos del país.

Uno de los casos destacados es el del sector bananero. Éste ha asumido un gran compromiso y Responsabilidad Social con las regiones de Urabá y Magdalena, y de la mano de las comercializadoras Banacol y Unibán, las Fundaciones Sociales Corbanacol y Fundaunibán, lidera proyectos en beneficio de sus comunidades.

Algunos de ellos son: certificación de pequeños predios plataneros y bananeros en Global Gap y Fairtrade para ingresar al mercado internacional, la implementación de buenas prácticas agrícolas, el mejoramiento de vivienda de pequeños productores, saneamiento básico, acceso a servicios públicos como agua y energía, construcción de obras de infraestructura como muelles, puentes y acueductos, desarrollo ambiental sostenible, y producción limpia y responsable.

Además, Augura ejecuta programas sociales como el ´Plan Bibliotecas´, ´Lleva el cuaderno a la Escuela´, ´Navidad Feliz´ para los niños de las comunidades de Urabá y Magdalena, ´Urabá Bilingüe´, ´Comité Universidad-Empresa-Estado´ y la ´Escuela Deportiva de Integración Social Real Madrid´, entre otros.

Coltabaco es otra de las empresas privadas que más apoya a los cultivadores de tabaco, no solamente en departamentos como Santander, donde se lo cultiva mayoritariamente en Colombia, sino en regiones como los Montes de María, donde se ha convertido en una alternativa productiva para quienes regresaron a cultivar sus tierras luego de años de violencia.

Esta compañía ofrece al agricultor asistencia técnica gratuita y permanente en todas las fases de la siembra, la cosecha y el curado de la hoja de tabaco. Así mismo, le brinda asistencia para un segundo cultivo, en iguales condiciones, cuando éste es compatible con el tabaco, y en alianza con Fedetabaco, ha realizado la entrega de sistemas de riego por goteo portátiles, los cuales garantizan la disponibilidad de agua en los cultivos, evitan las consecuencias de posibles sequías e incrementan la productividad de su cosecha.

Muchos de los programas de Responsabilidad Social de Coltabaco están directamente enfocados en beneficiar a quienes habitan en zonas donde se cultiva este producto.

A través de 'Sembrando Futuro', la compañía ha beneficiado en los últimos 4 años a más de 3 mil 200 niños de entre 6 y 12 años, evitando que trabajen y apostando por su formación académica en unas 106 escuelas de Tolima, Santander, Huila y Sucre.

Alianza internacional
Unilever, compañía líder mundial en productos de consumo masivo, en alianza con la Embajada de los Países Bajos, la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), la empresa Oleoflores y la Asociación de Palmicultores del Catatumbo (Asogpados), desarrollarán proyectos de gestión para extraer materias primas 100% sostenibles y aportarle al mejoramiento de la calidad de vida y construcción de paz de 1.000 pequeños agricultores en el Catatumbo, Norte de Santander.

'Esta materia prima es un aceite vegetal, un alimento básico para miles de millones de personas en todo el mundo. El aceite de palma y sus derivados son ingredientes clave para miles de productos de consumo y nosotros ponemos a disposición de esta gran alianza todo el conocimiento que buscará la certificación internacional RSPO para el cultivo y producción de aceite de palma en Colombia', manifestó Ignacio Hojas Álvarez, presidente de Unilever Middle Americas.

Se trata de la unión de esfuerzos para lograr la certificación RSPO (Roundtable for Sustainable Palm Oil) que tecnificará, inicialmente, el cultivo de palma en el oriente colombiano, señaló.

Esta gestión va en línea con el Plan de Vida Sostenible que impulsa Unilever y que busca, en el corto plazo, condiciones socio ambientales óptimas para lograr materias primas ciento por ciento sostenibles y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades agrícolas del país, planteó el directivo.

La Embajada de los Países Bajos funciona como un facilitador en el proceso que ampliará las alianzas, y con inversión de empresas holandesas, toda vez que su respaldo económico es de $4.400 millones para apoyar la transformación de la producción y consumo de aceite de palma hacia un esquema sostenible.

El aporte social del grupo manuelita
Los programas de Responsabilidad Social Empresarial del Grupo Manuelita están inmersos dentro de su estrategia de sostenibilidad, cuyo propósito central es generar progreso y bienestar con empresas y productos ejemplares a partir del aprovechamiento racional y sostenible de los recursos naturales. Su accionar se centra en las áreas de educación, salud, vivienda y generación de ingresos complementarios para los colaboradores, sus familias y las comunidades vecinas a los cultivos. En educación, por ejemplo, buscan garantizar la educación básica para sus colaboradores y familias.

Las opiniones

Jens Mesa Dishington
Presidente ejecutivo de Fedepalma

'Daremos el respaldo técnico e institucional para aplicar criterios de Responsabilidad Social empresaria entre los palmicultores'.

Humberto Mora
Director de Asuntos Corporativos de Coltabaco

'La compañía ha beneficiado en los últimos cuatro años a más de 3.200 niños de entre 6 a 12 años, apostando por una formación de calidad'.