Empresario del año: una década de distinciones a los líderes del sector privado

En 2003, el galardón se lo llevó Carlos Enrique Piedrahíta, quien para ese entonces se desempeñaba como presidente del Grupo Nacional de Chocolates (ahora Nutresa).

Piedrahíta fue el gestor de la reestructuración de los negocios que emprendió esta empresa de cara al comercio internacional para la época, así como del éxito logrado, aspectos que le valieron para convertir la acción de Chocolates, en 2003, en un papel de alta bursatilidad en el mercado de renta variable colombiano. La tarea que adelantó este economista de la Universidad de Keele y máster en Finanzas del London School of Economics, en el sector de los alimentos con la constitución de una empresa  holding, y la continuidad de la parte industrial, se  convirtieron en uno de los éxitos en el conglomerado empresarial para ese año.  

'04
En 2004, el empresario galardonado fue Luc Gerard, gerente general de Philip Morris en Colombia. A pesar de contar con un bajo perfil, Gerard fue el protagonista de una audaz operación, mediante la cual la multinacional fabricante del cigarrillo Marlboro, entre otros productos, compró Coltabaco, la principal firma del sector en el mercado local.   
Graduado de Comercio Exterior y Relaciones Internacionales en Ecole Superieure Economique de Jemeppe in Liége (Bélgica), Gerard llegó al país a finales de octubre del 2004 para apoyar y acelerar la adquisición de una tabacalera local, así como preparar al talento humano de la multinacional para reaccionar a los distintos escenarios en los que se debería mover la empresa en aras de conquistar el mercado.

'05
El constructor Pedro Gómez fue elegido como el Empresario del Año en 2005. Nacido en Cucunubá, Boyacá, quienes conocen de cerca la labor de Gómez, un  abogado del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, no dudan en afirmar que detrás de cada uno de sus propósitos hay una investigación que da soporte y que generalmente permite el éxito tanto en el tema de vivienda como en el comercial.
Pese a edificar muchos kilómetros de viviendas de todos los estratos, a Gómez se le identifica por los centros comerciales. En este campo no tiene rival en Colombia: Unicentros de Bogotá, Cali y Medellín; y Andinos y Metrópolis, también en la capital de la República. Según información de LR, para este año, durante su vida se ha desempeñado como juez Civil Municipal.
 
'06
El galardonado como el Empresario del Año del 2006 fue el empresario Gonzalo Restrepo López. Graduado de Syracuse University, obtuvo el título de administrador en 1973, a lo cual añadió un MBA en Marketing. En 1974 fue asistente de gerencia de Almacenes Flamingo. Posteriormente, se desempeñó como gerente general de las empresas Marquillas S.A. e Internaciones S.A. En el periodo 1983-1984 fue presidente de Caribe Motor S.A. y después, por seis años, ocupó el mayor cargo gerencial de Caribú Internacional. Desde 1990 hace parte del Grupo Éxito.  
Después de que Restrepo llegara con nuevas ideas a manejar el destino de los Almacenes Éxito, y que la compañía comenzara a tener  auge, la firma inició un proceso de apertura accionaria. Sus allegados lo definen como un hombre inteligente, correcto, honesto y trabajador.

'07
En 2007 el Empresario del Año  fue Javier Gutiérrez, presidente de Ecopetrol. Graduado como  ingeniero civil de la Universidad de los Andes en 1975, y magíster en Ingeniería Industrial, Gutiérrez llegó a Ecopetrol en 2007.
Durante su vida profesional, el ejecutivo logró que 428 mil colombianos creyeran en el negocio de la bolsa. La edición de LR, para ese año, reportó que la venta de acciones de la petrolera alcanzó los  $5,7 billones, que se habían establecido como meta.
Uno de los principales logros de su hoja de vida fue su gestión en la privatización de ISA. Bajo su liderazgo, ISA logró un buen desempeño económico. A octubre del 2006, la compañía había aumentado 153% de sus ingresos.   

'08
En 2008, el galardón se lo llevó el antioqueño Arturo Calle. Empezó en el negocio textil  en 1962 de la mano de su suegro Héctor Correa, gracias a este último se radicó en la capital del país. En sus inicios, se desempeñó como administrador de uno de los locales de confecciones deCorrea. Sus deseos de independencia fueron más fuertes y en 1965 compró uno de los almacenes de su jefe, ubicado en la tradicional zona de San Victorino para empezar su propio negocio, al que llamó "La Camisita". Como cualquier empresario, desde el comienzo de su carrera, Calle tuvo en mente crecer. "Siempre he sido ambicioso, pero nunca creí, con toda modestia, que iba a tener la primera empresa de moda masculina del país", confesó en 2008.

'09
El propietario de Avianca, Germán Efromovich, fue escogido como el Empresario del Año en 2009. Este ingeniero mecánico,  nacido en Bolivia, considera que el éxito en los negocios es producto de la combinación de trabajo duro, visión, pasión, coraje, persistencia y creer en sí mismo, dijo en 2009.  Efromovich es uno de los más importantes de Colombia y de América Latina.
Una oportunidad de negocio en el campo Rubiales le dio la entrada a Colombia, y a partir de ahí ha logrado diversificar los negocios del Grupo Sinergy a la aviación, la hotelería y la agricultura. La compra de Avianca en 2004, que salvó a la compañía de la bancarrota fue el paso a seguir de este ejecutivo, quien se trazó como meta convertir a la aerolínea en la más grande de la región.  

'10
El presidente de Davivienda, Efraín Forero, fue galardonado como El Empresario del Año de 2010. Forero llegó a la entidad financiera en 1976, cuando era un recién graduado de Ingeniería Industrial de la Universidad Javeriana. Su primer cargo fue en el departamento de Organización y Métodos. Luego se desempeñó como gerente administrativo delGrupo y más tarde gerente de Inversiones Delta Bolívar. José Alejandro Cortés, presidente del Grupo Bolívar, lo designó en1990, a pesar de sus escasos 35 años de edad, como presidente de Davivienda.
En 1999, en internet circuló la versión de una inminente intervención del Gobierno, motivada por una supuesta crisis interna que generó un retiro masivo de clientes. Gracias a su gestión gerencial, Davivienda no solo salió bien librada de esa crisis, sino que años después generó el músculo económico para hacer importantes adquisiciones, como la de Bansuperior (2005) y Bancafé (2007).