Europa, Corea y Japón, los destinos de exportación del lulo colombiano

A pesar de que Colombia actualmente no alcanza a producir el lulo suficiente para atender la demanda interna, la apuesta de los productores de esta fruta es hacia los mercados internacionales, principalmente porque se trata de un alimento exclusivo de los climas tropicales, de ahí que el mayor interés esté en Estados Unidos, Europa y Asia.

El caso del lulo es similar al de la gran mayoría de frutas producidas para los mercados extranjeros, donde la posibilidad de exportar en fresco es prácticamente inexistente. Es así como las opciones se limitan a productos con valor agregado, que en el caso de esta fruta en particular se centra en pulpa y salsa.

Actualmente Colombia le vende a países de Europa, Japón y Corea entre 36 y 120 toneladas anuales. Esta cifra varía porque el volumen de exportación está sujeto a la disponibilidad de producción.

Pero ese no es el único obstáculo que existe para comercializar la fruta, pues además de la oferta, los parámetros sanitarios que se manejan en el país le impiden a los productores, por ejemplo, entrar a mercados como el de Estados Unidos, a pesar de que ya existe un Tratado de Libre Comercio.

Superar problemas

Para ampliar las posibilidades de comercialización, Colombia lleva a cabo actualmente todo un programa para mejorar los estándares de producción.Es así como tan pronto finaliza la etapa de análisis de riesgos fitosanitarios de plagas por parte del CEF, donde actualmente se adelantan ensayos previos al tratamiento de vapor caliente en el centro de excelencia de mitigación de plagas (Cemip), con la finalidad de que se aprueben las medidas de mitigación de plagas.

El Gobierno, en el marco del TLC, está direccionando el proceso de aprobación de productos frutales, destinando una gran cantidad de recursos para nivelar la infraestructura de las entidades que llevan a cabo procedimientos fitosanitarios, con miras a hacer presencia en el mercado de Estados Unidos, y así abrir más opciones de negociación.

Lo anterior sería un avance significativo para el crecimiento de las exportaciones del lulo, debido a que desde hace años se ha intentado introducir este cultivo en Estados Unidos de forma extensiva, exactamente en el estado de La Florida, sin resultados exitosos, que según exportadores, se debe al desconocimiento de este fruto en el país del norte.

Entre tanto, existen pequeñas extensiones de tierra sembradas que producen lulo durante el invierno, lo que significa que es un cultivo con posibilidades de transformarse a pesar del clima.

Comercialización

El lulo colombiano se exporta en empaques de polipropileno, los cuales tienen los colores de la bandera que identifican el lugar de origen del producto, esto como parte de una estrategia que busca generar recordación en el consumidor, lo que al mismo tiempo permite garantizar compras futuras, así como la ampliación de la demanda con nuevos consumidores.Aún así, la apuesta es llegar a ese mercado con el fruto entero y partido a la mitad para que muestre su frescura, coloración y estado, y así se impulse el consumo inmediato.

Esto se convierte en un factor fundamental para que los indicadores de consumo se eleven en Estados Unidos. Además, llegar a ese nicho con valor agregado permite un mejor panorama para los productores locales, ya que se ofrece un producto atractivo que garantiza aún más la compra.Sin embargo, la clasificación arancelaria actual determina que la presentación del lulo es de carácter procesado, es decir que la única forma de comercializarlo es a través de conservas y pulpa.

Debido a que Colombia todavía no tiene los niveles más idóneos de producción, de hecho hoy se importa parte de la fruta de Ecuador, que la única alternativa de exportación sea a través de procesados, le permite a los productores crear inventarios, los cuales son estratégicos, pues se dispone de un contingente justo en el momento en el que el cliente internacional lo requiere.

Las principales zonas productoras

En la actualidad no existe una cadena constituida del lulo en el país, sin embargo, los productores han desarrollado alianzas para mejorar la productividad del cultivo, lo que hasta el momento les ha permitido exportar a los mercados internacionales. Según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en 2010 la producción de este fruto fue de 59.091 toneladas, identificándose el departamento del Huila como el mayor productor con 15.120 toneladas. En ese orden de ideas, le siguieron Valle del Cauca, Boyacá, Tolima y Santander. Se estima que para ese año las hectáreas cosechadas ascendieron a 7.040, cifra interesante que demuestra que aunque el terreno destinado al lulo no es muy grande en comparación con otros, las condiciones de Colombia son propicias para su desarrollo.
 

TEMAS


China - Europa