Firmas de Nueva Zelanda, Venezuela y Chile le apuestan a cultivos locales

Liz Margarita Matías Peña - mmatias@larepublica.com.co

La apertura económica en la que está inmersa la economía colombiana, la ubicación geográfica estratégica, la disponibilidad de tierras y las condiciones climáticas favorables son razones suficientes para inversionistas extranjeros de Chile, Venezuela y Nueva Zelanda, que buscan en el sector agropecuario local una posibilidad de exportar desde aquí productos con valor agregado.

Agropecuaria Aliar, de Colombia, y Dairy Solutionz, de Nueva Zelanda, con una inversión estimada de US$300 millones pusieron en marcha un proyecto lechero en la Altillanura. Sin embargo, la empresa que primero dará sus frutos es Kumari Aloe Company, que tiene previsto para el próximo mes empezar a exportar hacia Europa los primeros contenedores de gel de sábila pulverizado grado 200x.

Ubicada en Santa Marta, esta compañía la conforman empresarios colombianos y venezolanos, quienes con una inversión de $1.500 millones esperan producir inicialmente 410 kilogramos por día.

Para el gerente de Kumari Aloe Company, Mario Arturo Mendigaña, la sábila es un recurso que poco se ha explotado en Colombia y la mejor forma de empezarlo a hacer es a través de la industrialización. 'Para empezar nos abasteceremos con materia prima traída de Maracaibo, pero la idea es que en unos años la planta sea operada ciento por ciento con aloe colombiano', dijo.

Otro proyecto apoyado por extranjeros, pero en este caso chilenos, es el de la frutícola Olmué, que desde Palmira, en el Valle del Cauca, planea exportar frutas y hortalizas congeladas.

El proyecto comprende, en un principio, la siembra de 1.000 hectáreas de fresa, 3.000 de piña y 5.000 de mango en distintas zonas del Valle y del Cauca.

Uno de los principales atractivos para los inversionistas tiene que ver con el hecho de que Colombia tiene las condiciones ideales para producir frutas durante todo el año, aspecto que según el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo, garantiza la sostenibilidad de la compañía.

En ese sentido, el funcionario dijo que este proyecto arranca en un momento crucial para el agro colombiano, pues con la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, se abren las puertas para las frutas y hortalizas.

TEMAS


Venezuela