Hábitat, clave para cuidar los insectos

Los insectos no hacen parte del grupo de mascotas preferidas, sin embargo, las tarántulas, las mariposas y los grillos hacen parte de la selección de animales exóticos para tener en la casa por diversos motivos, entre ellos el espacio.

Los expertos recomiendan que tener a un animal de estos requiere de los conocimientos para el cuidado apropiado, además de contar con una adecuada inserción ambiental, debido a que no será un hábitat natural.

Los insectos tienen ciclos de vida muy cortos y muy eficientes, es decir que pueden reproducirse de manera efectiva, y por ello se debe controlar su relación con otros animales de la misma especie, aunque fuera de su hábitat natural, puede ser complicado que cumplan su ciclo evolutivo de la misma forma.

Por comodidad y espacio, las hormigas son un atractivo.

Se pueden tener en terrarios, unos recipientes en los que se les adapta con arena fina y orificios pequeños para la entrada de aire. Además, debe tener algún tipo de ambientación con agua, para dar un ambiente húmedo a la colonia y también se les pueda dar de comer otros insectos.

Para adaptar el terrario, se llena de arena y sustrato, excepto los ricos en materia orgánica, y se retiran las piedras para que no se maltraten.

Los cuidados

La persona que decida tener un insecto como mascota debe documentarse mucho para no infringir en las condiciones normales que desarrolla el animal. A su vez, hay que considerar la alimentación, además de no estar sueltos por la casa, pues ellos necesitan de un espacio específico para que se acostumbren, ya que como son de otro hábitat, no desarrollan características del comportamiento habitual, que puede tener en un lugar abierto.

Las mariposas se caracterizan por su delicadeza y colores, de allí su gran atractivo como mascotas.

Entre los alimentos que las mariposas pueden consumir, así sean mascotas, son el polen y el néctar, ya que se trata de casi la totalidad de su dieta, estos aportan nutrientes esenciales y azúcares que dan energía instantánea y vitalidad para brindar calidad de vida a los animales.

Los cuidados de las tarántulas radica en la alimentación, como en el resto de animales, en su medio natural son depredadoras y carnívoras, considerando que su alimentación se basa en presas vivas, pero al ser mascota, tienen otras alternativas para alimentarse y alcancen el mejor nivel de subsistencia.

La principal comida se caracteriza por ser los grillos domésticos, los cuales se pueden adquirir sin tanta dificultad en las tiendas especializadas en la materia, con el propósito de no darle insectos de la naturaleza, los cuales podrían estar contaminados por insecticidas u otros agentes que pueden dañar al animal, dadas las condiciones diferentes del hábitat en el que se desarrollan.

Alimentar los grillos de manera previa a ser ingeridos por el arácnido los hace más provocativos y de alimento para las tarántulas. A su vez, su nivel de adaptabilidad permite que se alimenten con rodajas de naranja y otras frutas.

Esta alternativa hará que estén llenos de proteínas y vitaminas cuando estén en proceso de alimentación, donde adquieren una fuerza y vitalidad para permanecer en un hábitat distinto al acostumbrado. Variar los grillos por gusanos de harina es una alternativa, aunque otros las alimentan con ratones recién nacidos, ya que poseen muchos más nutrientes que los insectos, y son más fáciles de ingerir porque son pequeños.

Tenga en cuenta que

• Los insectos requieren de espacios propios.

• Los cuidados de los insectos en la alimentación y la ventilación.

• El contenedor de la mariposa no debe estar en un área ventilada.

• Diariamente se deben limpiar los espacios de hábitat.