‘Hoy estamos abiertos a todos los acuerdos’, dijo Augusto Solano de Asocolflores

Con una mentalidad completamente aperturista, los floricultores tienen claro que la diversificación de mercados es una de las soluciones a los problemas de los últimos años. Augusto Solano, presidente de Asocolflores, explicó que los TLC son una oportunidad que hay que aprovechar.

1. ¿Cómo cerró 2011 para el sector?
La cifra del Dane indica que el sector exportó en el 2011 US$1.250 millones, un valor muy similar al de 2010, cuando la floricultura exportó US$ 1.242 millones.

2. ¿Qué tanto afectó la revaluación?
La revaluación redujo los ingresos de los floricultores en 2%, mientras que los costos de mano de obra, transporte y agroquímicos, subieron por encima de la inflación. Llevamos 8 años de revaluación que han dejado en floricultura 30.000 empleos menos, y con dólar a menos de $1.800 el panorama es desalentador.

3. ¿Cuáles son las apuestas?
Diversificación de mercados, reconversión tecnológica, investigación e innovación. Somos pioneros en despachos marítimos a Inglaterra y Europa, y seguiremos el protocolo a Japón. En temas fitosanitarios hemos avanzado, y la idea es seguir fortaleciéndonos. Sin embargo, todas las iniciativas necesitan recursos. Estamos a la espera de las regalías pero el tema no parece moverse.

4. Más allá del de EE.UU., ¿cómo vislumbran los TLC?
En el sector estamos de acuerdo con los tratados. No todos los mercados son iguales, pero nos consideramos aperturistas al 100%, y eso se demuestra con los 89 países a los que llegamos. Tenemos expectativas con el TLC firmado con Canadá y esperamos el de Corea, a donde ya exportamos hortensias. También un TLC con Japón sería interesante.

5. ¿Cuál de ellos representa mayor oportunidades?
Estados Unidos sigue siendo nuestro principal mercado. Pero lo más importante ahora es que se formalicen los TLC con ese país y Europa, y por supuesto, tenemos muchas expectativas con el acuerdo Canadá.

6. ¿Cómo evitar una afectación en medio de los TLC?
Los empresarios han hecho ingentes esfuerzos en productividad, pero todo tiene un límite y hay factores, como el salarial, en los que no hay margen de acción, y si nos descuidamos van a dejar a la floricultura y al país en una mala posición competitiva.

7. ¿Cómo enfrentarán la apertura?
En calidad y servicio. Un comprador internacional satisfecho con el producto y bien atendido es un cliente que seguirá comprando.

8. ¿Cuál es el balance preliminar de San Valentín?
Las cifras son buenas en volumen, pero los precios no fueron los esperados y algunos tipos de flor no tuvieron tanta demanda. Lo que sí es un hecho es que la descolgada del dólar golpeará a los productores porque recibirán en su temporada de ventas más importante menos pesos por cada dólar exportado.

9. ¿Hay cambios en los hábitos de compra?
No se registran cambios importantes en los hábitos de consumo de los compradores norteamericanos.

10. ¿Qué expectativas tienen con otras fiestas?
Aunque nuestro principal mercado es EE.UU., hay otras posibilidades de crecer la presencia en otros mercados. Después de San Valentín, el día de la madre es una de las temporadas más importantes para los productores de flores.