Incertidumbre entre productores por llegada de cebolla de mala calidad

La creciente importación de cebolla proveniente de España, Ecuador, Perú, Holanda y Estados Unidos influyó en la desvalorización del producto nacional, lo que provocó la paralización de tres puntos principales de producción en el país.

Este freno al comercio también fue el resultado del aumento en la producción de este alimento y al encarecimiento de los fletes, lo que hace insostenible el negocio si se tiene que competir con una cebolla traída más barata.

Pero más allá de lo que implique la afectación de los agricultores, otro de los problemas que surgió es la calidad de la cebolla que es importada, pues debido a que llega a un menor precio y al mismo tiempo presenta defectos, resulta aún mucho más económica al consumidor final.

Según Harry Alberto Silva, subdirector de alimentos y debidas alcohólicas del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), las condiciones sanitarias y de calidad que debe cumplir la cebolla de bulbo están relacionadas con la presencia de menos de 4% de defectos graves y leves como tallo grueso, brotado, podredumbre, manchas negras, moho, mal cierre de cuello, deformación, flacidez y decoloración.

Héctor Centeno, representante de la Asociación Nacional de Cebolleros, aseguró que otros países han tomado a Colombia como principal destino de sus exportaciones, lo que ha inundado el mercado de cebolla barata y no siempre de buena calidad.

Ante esta situación, los productores nacionales tienen el temor de que se erradique el cultivo nacional, pues aunque el producto llega de baja calidad, los bajos precios impiden un mercado sano.

'Estamos compitiendo con nuestros propios recursos, y nos sentimos solos y abandonados, porque no tenemos registro de exigencias fitosanitarias por la avalancha en condiciones y protección del producto' expresó el representante de la Asociación de Cebolleros de Colombia. Los productores afirman que deberían ponerse barreras sanitarias para que el ingreso sea más controlado por las autoridades encargadas.

Normas de regulación sanitaria
Según Harry Alberto Silva, subdirector de Alimentos y Bebidas Alcohólicas del Invima, la entidad, de acuerdo a sus competencias en la ley 1122 de 2007, sus normas reglamentarias y el decreto 3075 de 1997, realiza la inspección y certificación sanitaria de toda la cebolla fresca importada que ingresa a Colombia a través de los distintos sitios de control de primera barrera como puertos marítimos y fluviales, aeropuertos internacionales y pasos fronterizos.

La opinión

Harry Alberto Silva Llinas
Subdirector de Alimentos y Bebidas del Invima

'La calidad de la cebolla de bulbo que entra al país debe tener una presencia de menos de 4% de defectos graves y leves'.