‘Incidencia del clima nos obligará a repensar el área algodonera’

El exceso de lluvias de los últimos tres años, la disminución de la demanda por parte de la industria nacional y falta de liquidez, son los principales obstáculos que afectan hoy al sector algodonero.

Según Luz Amparo Fonseca, presidenta de la Confederación Colombiana del Algodón, de continuar así la situación, el área sembrada en el país tendrá que repensarse. En entrevista con Agronegocios, la dirigente gremial aseguró que aunque el panorama es poco alentador, no están de brazos cruzados, de ahí que próximamente le presenten al Gobierno una propuesta concreta para buscarle salidas al problema.

¿Cómo está la situación del sector?
Llevamos enfrentando en los últimos tres años situaciones climáticas extremas, en las que el exceso de agua y de humedad han tenido efectos negativos como la caída en el rendimiento por pudrición de cápsulas, que se calcula en un 10%. Así mismo, hay un deterioro de calidad del algodón por la falta de luminosidad y las dificultades del invierno para la recolección. A esto se suman los sobrecostos derivados de las resiembras, mayor presencia de enfermedades y más mano de obra.

El sector está golpeado por el clima, y si este sigue así, tendremos que repensar el área algodonera en el país, y una de esas regiones podría ser Córdoba.

¿Cuál ha sido el papel de la industria?
En 2011 los precios de la fibra llegaron a los máximos históricos, lo que condujo a que el consumo en el mundo se redujera, pues los industriales empezaron a sustituir el algodón por el poliéster. Esto llevó a que el sector empezará a acumular inventarios en el segundo semestre del 2011.

¿Cuáles son las proyecciones para 2012?
Los problemas del segundo semestre del 2011 se prolongan hasta este año, de manera que la Costa, que creció en áreas un 30%, enfrenta en la salida de su cosecha una lentísima absorción en el mercado, entre otras, porque no cuenta con los contratos de la industria para presentarlos como garantía o fuente de pago a los bancos.

¿Cómo saldrán de la crisis?
En aproximadamente un mes tendremos listo un proyecto que le presentaremos al Gobierno en el que planteamos algunas salidas. El primer gran reto es ajustar la oferta y la demanda en materia de cantidades y calidades, para lo cual tendremos que planear las siembras a la demanda de la industria, que esperamos se haga de manera anticipada para que podamos direccionar la selección de las semillas y los procesos.

A esto se suma un proyecto de microestaciones meteorológicas, que nos permitirá monitorear el clima de manera técnica y profesional.
En cuanto al financiamiento, el sector, la industria y el Banco Agrario trabajamos para diseñar un nuevo mecanismo de garantías y fuentes de pago.

La apuesta por el mercado extranjero
Parte de la solución a los problemas del sector está en las exportaciones. Según Luz Amparo Fonseca, presidenta de Conalgodón, actualmente el gremio está trabajando de manera muy seria para abrir mercados de la mano del ICA, Bancóldex y Proexport. 'No vamos a descansar hasta que encontremos nichos óptimos para las mejores y más altas calidades del algodón colombiano', señaló la dirigente gremial, quien agregó que la apuesta, inicialmente, es por Perú y Centroamérica, pero que los ojos también están puestos en Tailandia y China.