La especialización es la clave para aprovechar el comercio exterior

La regla de oro del comercio exterior es especializarse en los productos en los que se es más eficiente. Una de las razones es que así se pueden ofrecer precios competitivos que permitan el desarrollo del sector y de su entorno a través de mayores ventas.

Identificar los factores de producción que generan una ventaja comparativa no solo frente a las demás regiones sino también ante otros países es una prioridad tanto para las empresas como para definir las políticas del Estado que siempre cuenta con recursos limitados.

La entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos ya cumplió un mes y ya hay empresas que están aprovechando las ventajas de vender más productos sin pagar los impuestos de entrada que antes se exigían, y por el otro, ya hay quienes pueden comprar maquinaria no producida en el país y/o materias primas sin pagar arancel, lo que les permitirá ser más competitivos.

En la siguientes páginas podrá encontrar las fortalezas en comercio exterior que hay en Bogotá y Cundinamarca; Valle del Cauca; Antioquia y Eje Cafetero; la Región Caribe y Santander y Norte de Santander, con el fin de aumentar sus ventas, encontrar nuevas oportunidades para ampliar sus negocios e incursionar en el mercado más grande del mundo.

Igualmente, se exponen los medios y proyectos que están realizando puertos, zonas francas y otras entidades que pueden ayudarle a agilizar y ahorrar costos en diversos sectores.

Hasta el momento se han identificado oportunidades de negocio en productos como confitería y snacks; harinería, molinería y panadería; extractos, esencias y derivados del café; azúcar de caña en bruto; piñas frescas o secas; flores y plantas vivas (rosas y claveles); materiales de construcción (revestimientos); envases y empaques; sales y esteres del ácido cítrico; metalmecánica (hojas de sierras rectas para trabajar metal); autopartes(guarniciones para frenos que no contengan amianto); materiales de construcción (puertas, ventanas y sus marcos); instrumentos y aparatos (dientes artificiales).

Igualmente en prendas de vestir (ropa interior, ropa de control y vestidos de baño); producción y diseño de telas; activewear; turismo de salud, BPO/IT; en la industria editorial, libros, folletos e impresos, entre otros.

Nada mejor que conocer las experiencias de grandes y pequeños empresarios de cada región para conocer las dificultades, procesos y planes de expansión que por un lado muestran que sí es posible entrar a dicho mercado y por el otro sirven de guía para no cometer los mismos errores.

TEMAS


Colombia - Estados unidos - TLC