‘La región está cansada del `cumbrismo`, pero en Cartagena pueden haber consensos’

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Los resultados de la VI Cumbre de las Américas dependerán de la voluntad de los Jefes de Estado y de Gobierno para llegar a consensos sobre los temas comunes. Resultados concretos, que se traduzcan en acciones tangibles es lo que se espera.

'La región está un poco cansada del cumbrismo', dijo Sergio Jellinek, gerente de Relaciones Externas para América Latina del Banco Mundial (BM), en entrevista con LR. Sin embargo, Jellinek afirmó que los temas son de intereses comunes sobre los cuales se podrán obtener consensos de la mano del liderazgo del presidente Juan Manuel Santos, el primer presidente colombiano que es portada de la Revista Time, y que ha anunciado una Cumbre con acciones precisas.

¿Cuál fue rol del BM en el desarrollo de la Cumbre?
Nosotros hemos participado en todas las reuniones preparatorias, en las que participan el conjunto de organismos regionales e internacionales que forman parte del grupo coordinador que ha puesto en práctica la OEA. Desde la Cumbre pasada en Trinidad y Tobago hemos trabajado en la implementación de los mandatos que surgieron y tenemos en la mejor disposición para ejecutar los mandatos que surjan de esta Cumbre.

¿Con cuántos recursos cuenta el BM para esos mandatos?
Nosotros somos quienes tenemos la posibilidad de adaptarlos a los lineamientos que acuerdan los Jefes de Estado para después ponerlos en práctica en nuestras operaciones y actividades.

El BM, la CAF y el BID anunciamos que América Latina podría hacer de esta su década sobre la base de enfrentar los retos que tienen que ver con aumentar la productividad y la competitividad. Las tres organizaciones en su conjunto están dispuestas a brindar apoyo de US$35.000 millones al año para las áreas fundamentales de desarrollo.

¿Se podrán esperar resultados concretos de esta Cumbre?
Los resultados de estas cumbres son igualmente proporcionales a la voluntad de los mandatarios. La región en general está cansada un poco del cumbrismo, quiere hechos concretos. Estos eventos son la cereza en la torta que corona un proceso de resultados y Colombia, en cabeza de su presidente Santos, ha tomado esto con una seriedad grande y se ha preocupado por un producto tangible y práctico. Creo que la actitud pragmática del Presidente lo demuestra.

Son todos temas de interés común sobre los cuales se pueden obtener consensos. Latinoamérica no es la misma de hace 15 años. Hoy tenemos tres países que forman parte del G20; México es el organizador de la próxima cumbre del G20; Brasil es la sexta economía del mundo y un dinámico participante de los Bric. La relación entre Estados Unidos y América Latina ha cambiado. La posibilidad de establecer alianzas está a un nivel completamente distinto de lo que era en el pasado.

¿Por qué es importante la Cumbre Empresarial para el desarrollo económico?
La región no puede continuar su desarrollo si no cuenta con un dinámico sector privado. El hecho de que se desarrolle esta Cumbre Empresarial con figuras líderes del ámbito político y empresarial ha de contribuir a poner sobre el tapete cuáles son algunos de los cuellos de botella que la región tiene que afrontar para seguir sobre la senda del crecimiento sostenido con inclusión social.

Aquellos países que tienen un potencial fuerte con exportación de commodities tienen que pegar un salto hacia la generación de mayor valor agregado, con el fin de hacerse más competitivos. La región necesita invertir más en educación y en innovación. El único país que invierte 1% de su PIB en innovación es Brasil, el resto está por debajo de ello. Además, Latinoamérica tiene costos de logística por encima de países como Singapur. Esto son factores que, si se pueden resolver, liberarían más recursos que la harían más competitiva. La participación de líderes empresariales es fundamental, permite que el desarrollo continúe de forma sostenible a través de la generación de asociaciones público-privadas.

¿De qué manera se fortalecerán los lazos comerciales?
El comercio intraregional entre los países de América Latina tiene capacidad de incrementarse aún más. No creo que la Cumbre sea un factor definitivo que vaya a cambiar las cosas. Este tipo de eventos son una plataforma de diálogo pero no generan cambios instantáneos. Latinoamérica llega a este evento en condiciones más favorables que el de Trinidad, porque es una región que ha demostrado un nivel de resistencia a impactos externos y sigue creciendo, mientras que la situación en Estados Unidos es más endeble; si bien hay una recuperación, es tenue y no es sostenida.

Colombia crecería cerca de 5% en 2012
De acuerdo con las proyecciones del Banco Mundial (BM), Colombia crecería cerca de 5% en este año y 4,7%, en 2013. La entidad pronostica que América Latina y el Caribe se expandería 3,6%. Según Sergio Jellinek, gerente de Relaciones Externas para América Latina y el Caribe del Banco Mundial (BM), la VI Cumbre de las Américas se desarrolla en un marco diferente a la de 2009, cuando había crisis económica global. 'Ahora hay una nueva incertidumbre que le genera nuevos desafíos a la región. La Cumbre solidificará los vínculos', agregó.

TEMAS


Banco Mundial