Los empresarios encuestados dicen que la corrupción es el mayor flagelo del país

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Con excepción del año 2009, fecha en la comenzó a debatirse el tema de la reelección para un tercer período del para entonces presidente de la República Álvaro Uribe Vélez, para los 200 ejecutivos que anualmente fueron consultados en la encuesta Empresario del Año de LR, la preocupación más grande consistió en que el Gobierno alcanzara una mayor transparencia institucional.

En este grupo de peticiones, combatir la corrupción y rodearse de un buen gabinete fueron los dos consejos más reiterativos en las respuestas que dieron los empresarios entre 2006 y 2010.
Pero, la política no fue lo único que preocupó a los ejecutivos de  alto rango, de las 10.000 empresas más importantes en el país (según sus ingresos), consultados para esta encuesta que hace Invamer Gallup desde hace cinco años. En 2007, la sugerencia que le hacían los empresarios al gobierno de Uribe era de orden público, específicamente con la mediación para liberar a los secuestrados por las Farc, entre ellos, Clara Rojas e Ingrid Betancourt.  
Otra conclusión que se desprende de las encuestas es que las políticas económicas son los principales problemas a resolver por el Gobierno. El tema de los altos impuestos siempre fue la primera respuesta, mientras que el TLC fue reiterativo en 2007  y 2008, y el precio del dólar comenzó a preocupar a partir del 2010.
Una percepción importante  del empresariado es que EE.UU. siempre se mantuvo como el socio ideal para firmar un TLC, y la preferencia hacia Europa fue disminuyendo, bajando en 2010 al tercer puesto (subió China) entre los países con los que se debía firmar un TLC.

Jorge Londoño
Gerente  de Invamer Gallup

"En aquellos aspectos donde la tendencia de la encuesta sea negativa, el Gobierno debe poner atención, ya que 400 ojos, de diferentes sectores de la economía, ven mucho".

Romero Recadero
Director DE KROLL COLOMBIA

"Es importante exigir la  transparencia institucional, porque permite desarrollar una cultura de ética empresarial y facilita la creación de un entorno de competencia sana".