Los frigoríficos autorizados para exportar pasarán de 10 a 26

A días de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, los ganaderos colombianos luchan para que sean reconocidos en ese país como libres de fiebre aftosa con vacunación, aval que les permitirá exportar.

Pero mientras eso se da, hay temas internos que están siendo analizados con interés, entre ellos la disponibilidad de frigoríficos autorizados para procesar carne tipo exportación, pues a la fecha, el país solo cuenta con 10, número significativamente bajo si se tiene en cuenta el potencial que existe.

Ante lo que viene sucediendo, el Invima, de la mano del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, viene trabajando en la modificación del Decreto 1500 de 2007 para facilitar la certificación internacional de las plantas de procesamiento de carne.

Para Blanca Elvira Cajigas, directora del Invima, la meta es pasar de 10 frigoríficos a 26 en dos años, aumento que ayudará a la dinamización de los exportadores. 'Pero esa también es una decisión que debe tomar el sector privado. La idea es que la tarea sea de parte y parte', dijo la funcionaria. Esta falta de infraestructura ha llevado a que los precios de la carne no sean competitivos, y de cara a un acuerdo de esta magnitud, no hay como competir.

Según Jorge Ríos, director de Proyectos de C.I. de las Américas, el valor del sacrificio en los frigoríficos autorizados es alto. 'Uno no entiende como mientras el sacrificio de un bovino cuesta unos $60.000, para los exportadores está por encima de los $200.000, y si a eso le sumamos el desposte y la tarifa de fletes, tenemos como resultado una carne muy costosa', explicó.

Las cifras de Fedegán muestran que de las exportaciones en 2011, que se acercaron a 28.000 toneladas, el 80% correspondió a ganado en pie, cifra que aunque es positiva, implica la pérdida del valor agregado que trae la carne procesada.

La ilegalidad gana terreno en el sector
Mientras se organiza el sector y se encuentran salidas concretas a la falta de infraestructura, la ilegalidad en el sector toma fuerza. Según José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, de los 4 millones de animales que se sacrifican al año, solo un millón se hace en plantas autorizadas. 'Los frigoríficos certificados compiten de manera desigual con la informalidad, que pesa el 75% del consumo interno en un mercado de $12 billones', dijo. Agregó que hay una debilidad en el último eslabón transformador, que es el resultado de la falta de formalización del mercado de la carne, que en consecuencia ha terminado en un negocio rentable pero en manos de empresas fuera de la ley.

Las opiniones
Blanca Elvira Cajigas
Directora del Invima

'Con la modificación de las normas que estamos haciendo con el minagricultura se podrá incrementar el número de frigoríficos certificados'.

José Félix Lafaurie
Presidente de Fedegán

'De los cuatro millones de animales que se sacrifican al año en el país, solo un millón se hace en las plantas autorizadas por el invima'.