Nuevo esquema para el pago genera más exigencias a los productores de leche

A partir del primero de marzo de este año, el pago de la leche cruda a los proveedores se hará dependiendo de la calidad del producto y de la cantidad de proteínas, grasas y sólidos totales que contenga.

Y ante esta medida, los primeros interrogantes que surgen entre los empresarios del sector tienen que ver con cuáles serán las implicaciones que tendrá esta resolución y cómo deben prepararse para no tener pérdidas económicas.

Para Jorge Hernán Uribe, gerente general de la Asociación Colombiana de Productores de Leche, Analac, si bien en el pasado la resolución 0012 del 2007 ya exigía a los productores manejar los conceptos de sólidos totales, grasa y proteína, este nuevo esquema de pago ata estos conceptos completamente a los resultados económicos que se quieran obtener.

'Así, leches con mayor contenido de grasas y proteínas obtendrán mayores precios. Por el contrario, leches con menores contenidos de sólidos recibirán menores precios. Igualmente, las bajas condiciones sanitarias del producto serán castigadas mediante un descuento en el precio, y con parámetros por encima de los acordados se reconocerán los esfuerzos con bonificaciones', explicó.

Uribe, al hablar de las maneras cómo los productores pueden prepararse para no tener pérdidas económicas, manifestó que aunque este nuevo esquema para el pago de la leche le genera mayores exigencias a los empresarios sobre la calidad del producto, bien aplicado será el jalonador del desarrollo del sector, porque reconocerá y premiará el compromiso de los productores con esfuerzos técnicos, orientados a mejorar la calidad sanitaria y composicional de la leche.

'No nos esperan tiempos fáciles en los próximos años y nos toca a los ganaderos trabajar pensando en las exigencias del comercio internacional, aunque su producto se vaya a vender en el mercado interno', indicó.

Ricardo Rosales, gerente de Ciledco, indicó que 'la norma es buena, pero debió ser gradual en su aplicación, a fin de que mediante una política intensa y generosa de fomento lechero, financiada por el Ministerio de Agricultura, los lecheros puedan comprar el tipo de ordeño, pavimentar sus corrales, dotarlos de agua potable, de luz eléctrica, sanitarios, lavamanos y tanques fríos, entre otros'.

'Aplicaremos la norma en cuanto a la exigencia que ella hace en la calidad de la leche, pero para no deteriorarle a los ganaderos sus ingresos, seguiremos utilizando el subsidio voluntario, para poderles pagar el precio que hoy le estamos cancelando', agregó.

José de Silvestri, director ejecutivo de Asoganorte, explicó que es muy importante que los productores de leche tengan en cuenta que se debe mejorar la cantidad de fibra y de grasa en la alimentación de las vacas, para optimizar la cantidad de sólidos en la leche. 'Otra medida viable sería mejorar las razas a través de cruces, claro que esta es una estrategia a largo plazo', explicó el directivo.

Analac planteó puntos para el nuevo sistema

Jorge Uribe explicó que 'desde el inicio de las discusiones en las que concertamos la mayoría de los puntos de la resolución, Analac planteó que uno de los pilares inamovibles para adoptar el nuevo Sistema de Pago era la revisión de los procesos de análisis para el pago por parte de un sistema de laboratorios independientes. Esta condición de independencia, que fue acogida, debe aportarle tranquilidad a los actores del mercado (productores e industria), pues en ausencia de los análisis y de pagos en función de sus resultados, las entidades de control como la Superintendencia de Industria y Comercio entrarán a actuar para garantizar que los precios que recibe el productor reflejen las condiciones sanitarias y de calidad de la leche'.

Las opiniones

Jorge Uribe
Gerente de Analac

'Este nuevo esquema, bien aplicado, puede servir como jalonador para el sector en el país, pues exige mejores condiciones del producto lácteo'.