Prácticas de preferencia del mercado internacional

Los mercados internacionales cada vez son más exigentes frente a la responsabilidad social, los sectores de la agroindustria deben asumir dichas prácticas como un modelo que debe emplearse en la actualidad de las empresas.

De acuerdo con Victor Hugo Malagón Basto, gerente de Responsabilidad Social Empresarial de la Asociación de Empresarios de Colombia, Andi, dentro de los retos para ingresar a este tipo de mercados está el acceso y la implementación de modelos de cara a la entrada al mercados exterior.

“Cada vez demostramos más que la implementación de modelos de responsabilidad social no entendida sólo como apoyo filantrópico a las comunidades sino tomarlo como una forma integral de gestión de las empresas es una fuente de generación de valor, de competitividad y por supuesto es un espacio de innovación”, explicó y agregó que los mercados nacionales e internacionales van a ir marcando la ruta de preferencias de consumo responsable y sostenible.

La inclusión y la preferencia de los mercados internacionales por Procafecol, empresa encargada de administrar las tiendas Juan Valdez, es una realidad. Su oferta de valor incluye los beneficios directos que le ha dado a los pequeños productores de café Premiun por medio del reconocimiento en sobreprecios de la materia prima que utiliza.

El gremio cafetero, a través de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, ha construido un modelo de desarrollo económico y social que ha posicionado al grano colombiano como el mejor a nivel mundial, generando millones de dólares en ingresos y transfiriendo beneficios directos a los caficultores colombianos.

Además, se busca generar mayor valor agregado a través del impulso por la demanda de café Premium colombiano en los distintos canales de venta entre los que están tiendas, grandes superficies de Colombia y el mundo.

En esta medida, Malagón es optimista con el futuro de la adopción de los modelos de responsabilidad social en la agroindustria colombiana.

“Tengo confianza en que el sector va a fortalecer estos modelos, de cara a nuevas tendencias de consumo responsable a nivel mundial y claramente en el mercado interno. Considero que una de las fuentes más importantes para el desarrollo de esa competitividad se encontrarán en las formas de gestión basados en la responsabilidad social”, concluyó.

Modelo de negocios incluyentes

Esta nueva alternativa es considerada una buena práctica de responsabilidad social porque trata de incorporar personas de bajos ingresos y vulnerables al mercado nacional. Es la forma de brindar oportunidades de generación de ingresos a las comunidades en situación de pobreza extrema, es un modelo sostenible que está creciendo en el país. “Los retos del sector agroindustrial son enormes en esta materia ya que impacta a un mayor porcentaje de la población colombiana por tratarse también de uno de los sectores llamados a tener un desarrollo mayor, es fundamental sobre todo por el impacto que se puede tener sobre millones de familias”, agregó Victor Hugo Malagón, gerente de Responsabilidad Social de la Andi.

La opinión

Víctor Hugo Malagón Basto
Gerente responsabilidad social de la Andi

“Tengo confianza en que el sector agroindustrial va a fortalecer modelos de cara a nuevas tendencias de consumo responsable”.