¿Qué saben las empresas sobre cómo opera una Sociedad por Acciones Simplificadas?

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Aunque el 90% de las sociedades que están registradas en Colombia operan bajo el esquema de Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), una investigación del Inalde y la Universidad de la Sabana reveló que son muy pocas las compañías que tienen claro las verdaderas ventajas y desventajas al operar bajo este esquema de funcionamiento empresarial.

Los vacíos de conocimiento registrados en esta investigación están relacionados con los siguientes temas: imposibilidad de venta de acciones por un término de al menos 10 años, definición de la autoridad gubernamental para resolver conflictos internos, beneficios que aporta el esquema a un empresa familiar, estructuración gerencial de la SAS, tratamiento a los accionistas, relación de los socios con el patrimonio y la toma de decisiones empresariales.

Esta información resulta sorprendente cuando, de forma contraria a lo que se acaba de mencionar, las estadísticas del informe indican que el 68%, de las más de 50 empresas consultadas para este análisis, aseguró que cambió la estructura de su compañía a una SAS por la flexibilidad que ofrece esta estructura de organización y funcionamiento empresarial. Es prioritario aclarar que las firmas seleccionadas son parte de una base de datos de más de 2.200 egresados de ambas universidades, quienes actualmente son gerentes o propietarios de empresas.

Ante esta realidad, cabría preguntarse: si la mayoría de las compañías consultadas aseguraron que la operación de una SAS es mucho más flexible, ¿por qué hay muchas empresas que no tienen clara las ventajas de un patrón de trabajo como éste?

Para Gonzalo Gómez Betancourt, director del Área de Empresas Familiares en la Escuela de Negocios Inalde, el auge de las SAS se debe, entre otras cosas, a los abogados, quienes resumen estas sociedades en dos aspectos: disminución de los costos en la creación de la empresa y una operación menos compleja.

'Se ha dado mucha publicidad sobre las SAS, especialmente por su estructura flexible, porque no es obligatorio constituir una junta directiva, no se requiere de una escritura pública ni de revisor fiscal, el término de duración de la sociedad es para siempre y puedes tener varios tipos de accionistas. Pero estoy seguro que los abogados solo se quedan en el tema de la estructura flexible y los bajos costos y no explican otros elementos. Por ejemplo, ¿los gerentes o dueños de una empresa saben las consecuencias de no tener una junta directiva?', dijo Gómez.

Para el PhD en Empresas Familiares, la responsabilidad de este desconocimiento también recae en las cámaras de comercio, pues a través de ellas se pueden asignar más recursos en capacitación y mayor divulgación del tema.

'Este estudio lo que refleja es que las SAS son un excelente instrumento para formalizar las empresas en el país, pero le hace falta mayor formalización por parte de los entes correspondientes', agregó Gómez.

El documento académico no se queda solo en las cifras y también hace propuestas para disminuir este desconocimiento: 'Se propone ampliar la discusión sobre ventajas y desventajas de este tipo de estructura societaria para las empresas familiares, así como ampliar la muestra del estudio. Se sugiere diseñar nuevas estrategias de capacitación para los empresarios sobre las características de la SAS y de esta forma poder sacar mayor provecho de esta innovadora figura societaria'.

Las ventajas y desventajas
LR resumió las ventajas y desventajas que son planteadas en la investigación hecha por el Inalde y la Universidad de la Sabana, según la Ley 1258 de 2008, con la finalidad de disminuir el desconocimiento en la materia.

Entre las ventajas de crear una SAS destacan: una sola persona puede crear la sociedad (para una sociedad anónima se requieren 5 socios y para una limitada son necesarios 2 personas), posibilidad de trabajar con acciones especiales y considerar diferentes tipos de dividendos según la participación del accionista, reducción de costos y procesos porque no se requiere de escritura pública, se establece que la naturaleza de las SAS siempre será comercial, se diferencia el patrimonio empresarial del familiar (especialmente en empresas familiares) y hay libertad contractual.

Entre las desventajas de las SAS se encuentran: estas sociedades no pueden cotizar en bolsa (no hay garantía de manejo transparente), solo se puede cambiar la estructura de la empresa con la mayoría unánime de los socios (puede activar la dictadura de las minorías), se elimina la figura de reposición o apelación ante un juez pues los conflictos en la sociedad los resolverá el Superintendente de Sociedades de turno, cualquier persona que haga una gestión a favor de la empresa se considera un 'administrador de hecho', se prohibe la venta de acciones en un plazo de hasta 10 años y no se limita la libertad para hacer acuerdos entre accionistas.

Auge de las SAS en empresas familiares
El interés por vincular las SAS al sector de empresas familiares responde al alto número de este tipo de compañías que operan bajo este concepto, aunque es poco lo que conocen sobre los beneficios de este patrón de trabajo. Según el estudio, 41% de las empresas seleccionadas eran una SAS desde su creación, cifra de la que el 30% correspondían a empresas familiares. El 59% restante son firmas producto de una transformación de otro tipo de persona jurídica a una SAS, grupo en el que 54% eran empresas familiares. 'Esto refleja la gran acogida de la figura legal (SAS), en especial en las firmas del tipo familiar', indicó el informe.

Las opiniones

Gonzalo Gómez Betancourt
Director del Área de Empresas Familiares en la Escuela de Negocios Inalde

'Este estudio lo que refleja es que las SAS son un excelente instrumento para formalizar las empresas en el país, pero le hace falta mayor capacitación, formalización y comunicación'.

Francisco Reyes Villamizar
Ex superintendente de Sociedades

'El uso de las SAS en empresas familiares podría ser indicio del acceso a la economía formal de un alto número de comerciantes y profesionales con actividad económica de reducida dimensión'.