Revaluación pone en ‘jaque’ al café

Que el Banco de la República tome acciones más concretas frente a la revaluación es la principal solicitud de los agroexportadores, para quienes crecer las hectáreas cultivadas y así incrementar la producción no es una solución a la crisis si se tiene en cuenta que los ingresos se ven disminuidos en el momento en que reciben los pagos de las exportaciones hechas.

El caso más visible es el del café, que según la Federación Nacional de Cafeteros, este año ha registrado una disminución de $200.000 millones en los ingresos por cuenta de la apreciación del peso frente al dólar.

Por su parte, según el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, en el primer semestre las familias cafeteras dejaron de recibir $800.000 millones, resultado no solo de la apreciación del peso, sino también de la disminución en la producción y de los malos precios.

“A pesar de que estamos recibiendo una prima que para el café colombiano se sitúa por encima de los US$0,20 por libra, porque buena parte de nuestro café ha mejorado su calidad para responder a los sellos o certificaciones a nivel internacional, esto no se refleja en los beneficios que se esperaban, todo debido a que la revaluación ha opacado estas ventajas competitivas”, señala una carta que la Cooperativa de Caficultores del Quindío le envió al Emisor, en la que además planteó la urgencia de tomar medidas concretas.

Para el subsector, de nada sirve que el consumo mundial de café esté creciendo a ritmos de entre 1,5% y 2% al año, si no se hace un esfuerzo por comprar más dólares o seguir los ejemplos de otros países como Perú, que a diario compra la cantidad que requiere para mantener estable la revaluación.

Además, entre otros mecanismos de protección, se ha planteado que se pongan en marcha instrumentos financieros que protejan a los exportadores del riesgo cambiario.

Según el representante de Quindío en el Comité Nacional de Cafeteros, Carlos Alberto Gómez, la revaluación acabó con mucha de la caficultura del departamento, porque es muy difícil competir contra los demás países productores.

“Para solucionar esta problemática no solo necesitamos medidas concretas del Banco, sino también del Gobierno”, explicó el dirigente gremial, quien agregó que esta es una situación que no solo se ve en el Quindío, sino también en el resto de regiones productoras, y en general entre los empresarios del agro que dependen de las exportaciones.

Bananeros
Pero esta no es una situación exclusiva de los caficultores. Los productores de banano y de flores enfrentan un panorama igual.

Según el presidente de Augura, Roberto Hoyos, se estima que durante el primer semestre a los productores de banano les dejaron de ingresar cerca de $16.416 millones por cuenta de la revaluación.

“La rentabilidad, el flujo de caja y la competitividad están notoriamente afectados por el bajo precio del dólar en el país”, dijo el dirigente gremial.

Al igual que los caficultores, los bananeros también le han hecho solicitudes concretas al Banco de la República, con el ánimo de que siga bajando las tasas de interés e incremente la compra de dólares.

“Además, el gremio ha venido solicitando constantemente el apoyo del Gobierno en la búsqueda de salidas a la difícil situación del sector, mediante la reestructuración de créditos, la creación de nuevas líneas de financiación a exportadores, y continuidad y mayores recursos en el programa de coberturas de Finagro”, dijo Hoyos.

El caso de los floricultores no es muy distinto. Para el director de Promoción de Asocolflores, Jairo Cadavid, “la debilidad del dólar continúa minando los ingresos de los productores”. Ante esta situación, el Banco de la República está buscando salidas a la situación para aliviar la crisis revaluacionista.

El Banco de la República busca una solución
A propósito de lo que viene sucediendo con los agroexportadores, y en general de la economía, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, señaló que dentro de la Junta Directiva existe la preocupación por el desempeño de la tasa de cambio, y es por esta razón que buscarán que sea más competitiva. En el marco de un debate político, el directivo dijo que parte de lo que se viene haciendo para disminuir los efectos de la apreciación del peso frente al dólar es la compra de US$20 millones diarios desde febrero, medida que irá hasta noviembre de este año. Como parte de ese proceso, actualmente el Banco cuenta con reservas por US$34.000 millones, cifra muy superior a la que se registraba ocho años atrás, cuando la cantidad ascendía a los US$10.000 millones.