Todo lo que usted aún no conoce y debería saber del negocio de los toros de lidia

De los toros de lidia se sabe que son los que se usan para la fiesta taurina, precisamente porque son animales que se caracterizan por su bravura e imponencia.

También se sabe de la oposición que existe detrás de esta cultura y del interés de algunos sectores por eliminarla. Un tema del que en el mundo hay muchas opiniones.

Sin embargo, poco se sabe de que se trata de una especie desarrollada exclusivamente para esta práctica, y que de eliminarse, al mismo tiempo desaparecería la raza brava, que es descendiente del uro, un bovino ya extinto y del que partió la creación de los toros de lidia entre los siglos XV y XVI.

Esto lo que indica es que detrás del animal y del espectáculo que pueda brindar en las corridas de toros que se realizan, se mueve todo un mundo que poco es conocido por las personas y que tiene otros argumentos que dejan entrever una nueva cara de la moneda.

Uno de esos ejemplos es la calidad de vida que recibe el animal durante todo su desarrollo, en donde se destaca una buena alimentación, cuidados y libertad. Y es precisamente este último aspecto el que lo diferencia de los demás bovinos que son destinados para el consumo de carne o leche, que en muchos casos viven toda su vida confinados en encierros para estos objetivos. Así lo considera Carlos Barbero, empresario y presidente de la Cámara de Lidia de Fedegán, quien agregó que el toro de lidia tiene una mejor vida.

'Estos animales por lo menos tienen la oportunidad de luchar por su vida, y si resultan indultados durante la corrida, pueden volverse sementales, mientras que las demás especies de ganado están destinadas a los mataderos', explicó.

Pero si el resultado de la corrida es la muerte del ejemplar, la carne del mismo es usada en la industria, lo que generaría un aporte desde el punto de vista económico.

'En España hay carnicerías que venden exclusivamente la carne del toro de lidia, que es reconocida por su calidad y sus propiedades nutricionales', explicó Barbero, quien agregó que en Colombia este es un negocio que no es muy conocido.

Según expertos, otro de los argumentos que respalda la tauromaquia es el del poco dolor que siente el animal a lo largo de la corrida, pues durante la evolución de la especie, los órganos y cerebro se fueron modificando para que el dolor sea menor.

Aunque a simple vista podría contradecirse esa afirmación, investigaciones han demostrado que un toro de lidia puede llegar a sentir más estrés durante el transporte de la finca al destino final, que durante la actividad del toreo. Esa es una de las explicaciones de Juan Carlos Illera, un científico español que realizó investigaciones que demostraron que estos toros cuentan con diferentes mecanismos en su sistema nervioso que disminuyen en una gran proporción el dolor y el estrés durante el toreo.

'Los análisis neuroendocrinos demuestran que el toro es un animal especial, pues tiene respuestas diferentes a las de otras razas vacunas. Los estudios alrededor de los medidores de estrés como la hormona adenohipofisaria (Acth) y las hormonas adrenales, tanto de la corteza como de la médula, revelan que el toro durante la lidia presenta menor liberación de Acth y cortisol que durante el periodo de transporte, lo que demuestra que aunque el ejemplar tiene estrés, es más elevado al momento de salir al ruedo o en el transporte que al momento de ser lidiado', explicó Illera.

Contribución social
Otra de las perspectivas que se debe tener en cuenta a la hora de analizar el negocio de la cría de ganado de lidia es el de la contribución social, específicamente en materia de generación de empleo.

Aunque este segmento en particular no es igual de significativo al de la producción de leche o carne, entre otras razones porque en número son claramente inferiores con solo unos 70 criaderos en todo el país, el aporte es igualmente relevante.

Según estadísticas, en promedio una finca de unas 250 fanegadas necesita unos 14 empleados. Y a pesar de que parece un número bajo, es clave tener en cuenta que estas personas no solo viven en las mismas fincas, sino que además lo hacen con sus familias, lo que aumentaría el número de beneficiarios.

'Antes de tomar alguna decisión en relación a si se eliminan o no las corridas de toros, las autoridades deberían analizar la contribución social que generan, además de la tributaria para el Estado', dijo Carlos Barbero.

A esto hay que sumarles los empleos en las plazas de toros, que van desde los cuidadores de los animales hasta los toreros.

Y más allá de la creación de puestos de trabajo, el toreo representa toda una cultura, que aunque no es compartida por muchas personas en el mundo, hace parte de una herencia arraigada en la sociedad.

Según el presidente de la Cámara de Lidia de Fedegán, esta es una práctica que ha logrado mantenerse a lo largo de los años a pesar de que siempre han existido detractores.

Una práctica que está teniendo problemas
Actualmente en Bogotá hay una polémica por las corridas de toros que fue desatada por el Alcalde de la capital del país, Gustavo Petro, quien ha señalado que no deberían realizarse este tipo de espectáculos alrededor de la muerte, afirmaciones que van en línea con los argumentos de los antitaurinos. En ese sentido, Carlos Barbero, presidente de la Cámara de Lidia de Fedegán, aseguró que esta es una discusión con tintes políticos 'que obedece a la ignorancia de los políticos que buscan votos'. Según el dirigente gremial, el problema en Bogotá es que la Plaza de Toros es del Distrito. No obstante, existe un contrato con la Corporación Taurina de Bogotá hasta el 2015, el cual esperan que se cumpla, pues de lo contrario se estaría generando un detrimento a la ciudad.

La opinión

Juan Carlos Illera
Veterinario

'Los toros reducen el dolor en su lidia porque liberan betaendorfinas que anestesian el sitio donde se presenta'.