Tomate de árbol aún no tiene cadena productiva en el país

El tomate de árbol está catalogado como una de las frutas con mayor potencial en mercados internacionales debido a sus características nutricionales. Es por esta razón que el Gobierno lo ha incluido en la apuesta exportadora agropecuaria, clasificándolo entre las frutas de ciclo corto junto con la uchuva, piña, maracuyá, lulo, mora y granadilla.

Según Manuel Mazorra, profesional de apoyo técnico Asohofrucol, los instrumentos que se planean usar para los productos incluidos en la apuesta exportadora son el financiamiento y cobertura de riesgos, investigación, innovación y transferencia, manejo sanitario y fitosanitario, y desarrollo de mercados.

Pero mientras se establece un mecanismo efectivo para fortalecer a los empresarios que tienen una proyección internacional, en los últimos años se han venido disminuyendo las exportaciones.

De acuerdo con un informe de Asohofrucol, los volúmenes de exportación hacía Ecuador, Alemania, Francia y Canadá son cada vez menores. Entre tanto, la fruta no hace parte del grupo de alimentos con admisibilidad a Estados Unidos por las normas sanitarias, fitosanitarias y tratamientos cuarentenarios.

Sin respaldo

Mazorra expresó que actualmente no existe una cadena productiva de tomate de árbol, sin embargo, se prevé la constitución de una de productos con potencial exportador, en donde espera se incluya esta fruta.

Juan Carlos Rodríguez, productor de tomate de árbol, aseguró que este alimento tiene potencial, pero aclaró que le falta apoyo técnico. De hecho, afirmó que por el momento no se puede pensar en aumentar las exportaciones debido a que las producciones son bajas y las áreas sembradas pocas.

Exigencias de mercados para poder exportar
Las condiciones físicas que se exigen para un mercado internacional son: consistencia firme, libres de enfermedades e insectos, apariencia impecable y sin olores ni materias extrañas visibles. La norma técnica colombiana para tomate de árbol NTC 4105 determina que el empaque debe proteger y conservar el tomate a lo largo de la cadena logística. Cada empaque debe contener tomates de la misma variedad, categoría, color, origen y calibre, dado que los materiales deben ser nuevos para garantizar la conservación del mismo. Así mismo, se pueden utilizar papeles, sellos y materiales no tóxicos. La NTC dictamina que el rótulo debe contener los datos de identificación del producto, junto con nombre del exportador, empacador o expedidor y código. Las anteriores especificaciones le permiten a los productores de esta fruta comenzar a tener un respaldo en la calidad del producto, para ingresar de forma segura a los mercados potenciales en el exterior. La opinión

Manuel Fernando Mazorra
Profesional de apoyo técnico Asohofrucol

'Por sus características nutricionales esta fruta está catalogada como una de las de mayor potencial en mercados extranjeros'.