Unisarc: 1,5% de alumnos hacen carreras agropecuarias

En la proyección de crecimiento que tiene el país en el contexto de los tratados comerciales, el sector agropecuario juega un papel vital. Y aunque el renglón es determinante en ese engranaje, no parece caminar bajo la misma tónica el gusto de los estudiantes por las ciencias agropecuarias.

El reflejo de eso lo tiene Elizabeth Villamil, rectora de la Universidad de Santa Rosa de Cabal en Risaralda (Unisarc), una institución que forma en ciencias agropecuarias, quien indica que sólo el 1,5% de los muchachos que buscan carreras técnicas o profesionales, hoy se inclinan por esta rama.

No en vano, Unisarc, que cumple 30 años de fundada, tiene 1.800 alumnos. 'Si uno lee la historia colombiana, en un comienzo las carreras preferidas eran medicina, derecho, agronomía, veterinaria y afines. Pero hoy, si se analiza la matrícula de educación superior, solo el 1,5% de la demanda es en el sector. Es muy bajo', agregó.

El problema, señala, ha sido el conflicto armado que generó un éxodo del campo a las ciudades, pero también influye un descuido general de la sociedad. 'El campesino se ha considerado un ciudadano de última categoría. Ese tratamiento lo hemos venido pagando, porque al no tener conocimientos y posiciones de criterio, fue un caldo de cultivo para los grupos armados', sostuvo.

Se refiere a que si bien hay muchos colegios con énfasis agropecuario, al pasar a la educación profesional se pierde, no hay una continuidad y se da un corte en esa formación. Villamil señala que se debe retornar al campo con la educación adecuada, porque el 95% de los municipios del país tienen relación directa con él.

La meta es convertirse en la universidad del café Unisarc se creó hace 30 años por el concurso de los cafeteros. En esta institución participan el Comité Departamental de Cafetos de Risaralda, que tiene la presidencia de la universidad, y las cooperativas de caficultores de Santa Rosa de Cabal, Marsella y Risaralda. La entidad educativa hace presencia en 33 municipios de 7 departamentos, y tiene 17 programas de formación entre pregrados y posgrados. Uno de los proyectos con la Federación de Cafeteros es convertirla en la Universidad del Café. No significa que sólo se hable del grano, sino dentro del menú de programas dirigidos al sector agropecuario, se engrane con el gremio cafetero.

 

 

TEMAS


Café