‘Vamos camino a convertirnos en el Disneylandia de la economía’

Para Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, presidente del Grupo Aval, aún hay espacio para que el crédito de consumo siga creciendo y la oferta no debería detenerse, ya que los ciudadanos que los adquieren son quienes están jalonando la economía del país.

En diálogo con LR el ejecutivo asegura que la Cumbre Empresarial en Cartagena fue todo un éxito y se declara ´hincha´ del Banco de la República.

¿Qué negocios surgieron del encuentro empresarial?

Ninguno, porque no creo que el objetivo de la Cumbre fuera la generación de nuevos negocios. Eran dos: el más importante para Colombia era tener este poder de convocatoria, de combinar en un solo evento la magnitud de líderes, como lo dijo el Presidente Santos, los titanes de Brasil y Estados Unidos, y por otro lado convocar a líderes empresariales para discutir temas comunes a la región, más que para fomentar nuevos negocios.

Se habló de un comercio más abierto, de la necesidad de ver la pobreza como una oportunidad para las economías más que como un problema. Ese dialogó, fue un éxito rotundo.

¿Qué sabor le deja el conversatorio entre los presidentes Obama, Rousseff y Santos?

Tal vez lo que dijo el presidente Santos fue que hay que tener cuidado, que no vaya a ser que las políticas que Estados Unidos entienda que son las mejores para tratar de salvar su economía, sean unas que a la vez nos afecten negativamente, en el sentido de que pueden llegar a crear una revaluación muy importante de nuestra moneda y eso nos perjudica, sobre todo al sector exportador.

Y lo que dijo la presidenta Rousseff fue: tratémonos como socios, pero no como socios de mayor o menor calidad, sino como iguales.

¿Cómo ve el crecimiento de la cartera para este año?

Se ha empezado a frenar un poquito, pero viene creciendo bien, como a un 20%, y eso es menos que el año pasado. Tal vez lo importante es que aún con ese crecimiento que es muy bueno y saludable se ha mantenido la calidad del crédito.

A pesar de ese ligero decrecimiento, la cartera de consumo sigue expandiéndose 2,5 veces el PIB nominal.

Sí es cierto que ha crecido, incluso más que la economía misma. Pero hay que tener en cuenta que todavía estamos muy lejos de tener un volumen de cartera de consumo como porcentaje del PIB que sea alarmante. Estamos muy dentro de la capacidad de seguir creciendo a ese o mejor ritmo.

¿Cuánto más podría seguir creciendo?

Es difícil decirlo. Va a haber algo que es muy importante y ciertamente toca tener mucho cuidado con la calidad de la cartera. Pero por ahora lo que se debe hacer es seguir ofreciéndole crédito de consumo a la gente, está la demanda interna y este país está creciendo no solamente basado en la demanda interna, sino también por la inversión extranjera directa (IED).

Eso es lo que yo llamo la Disneylandia de la economía.

¿Cómo ve las medidas del Banco de La República, en relación con la tasa de interés?

En general siempre he sido hincha del BanRep, casi siempre apoyo las medidas y estoy de acuerdo con lo que han hecho con la tasas, pero lo importante es que al final del día se ven los resultados: la inflación sigue controlada y el crecimiento no se ha frenado. Parece que están todavía con una buena combinación.

¿Cuál es su perspectiva de crecimiento del país este año?

Estaremos entre un 5% y 5,4% que es todavía muy bueno. Si logramos eso, vamos a seguir seguramente acortando un poco la brecha de desigualdad y por otro lado vamos a seguir incrementando el PIB per cápita.

¿Cómo van los planes de expansión?

Nosotros iempre estamos mirando dónde pudiera haber algo de expansión, pero en este momento no hay nada en específico.

Apreciación de monedas, en la agenda

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff puso sobre la mesa la revaluación de las monedas de la región por cuenta de las políticas monetarias expansivas de los países desarrollados. La mandataria de la sexta economía del mundo inició el conversatorio con sus homólogos de Estados Unidos, Barack Obama, y de Colombia, Juan Manuel Santos, e hizo un llamado a las naciones desarrolladas para que dirijan sus políticas monetarias expansionistas a políticas de inversión, ya que la inyección de liquidez también está produciendo presiones inflacionarias. 'Esto ha provocado un verdadero tsunami monetario', dijo la mandataria brasileña y agregó que desde 2009 se ha dado un aumento de US$9 billones de masa monetaria, la cual ha afectado la demanda de los países desarrollados por productos de la región, ha valorizado las monedas y ha sido un obstáculo para el comercio de bienes y de servicios.