Variedades resistentes para un mayor rendimiento

Para el sector palmicultor, a veces, la biodiversidad del país no resulta conveniente porque acarrea una gran cantidad de plagas que afectan la productividad de la palma de aceite.

Algunas de las enfermedades producidas por dichas plagas, han causado un fuerte y negativo impacto en la industria, como es el caso de la pudrición de cogollo en la zona de Tumaco que arrasó más de 30.000 hectáreas, y recientemente, en el  Magdalena Medio, donde 35.000 hectáreas están amenazadas.

Para acabar con esta problemática, el trabajo genético que se ha desarrollado en investigaciones de variedades tolerantes y resistentes es de suma importancia.  

Iván Ochoa, gerente  técnico del departamento de mejoramiento y semillas de Unipalma, explicó que la entidad, en colaboración con Cenipalma,  está probando una serie de materiales comerciales Tenera en la zona de Tumaco para identificar, una serie de combinaciones parentales de diversos orígenes, con un grado de resistencia de campo a la devastadora enfermedad denominada pudrición de cogollo o PC, que está afectando en alto grado área central palmera y en menor proporción, la parte oriental.

El experto afirmó que el proceso, que se está haciendo en las ‘parcelas asesinas’, consiste en sembrar materiales en un esquema de alta densidad en sitios donde esta enfermedad, es epidémica y de carácter letal para este tipo de material. Esto, con el fin de que bajo las condiciones óptimas y extremas de desarrollo de la enfermedad, los materiales que sobrevivan sean aquellos que genéticamente tienen la capacidad de controlar la incidencia y el progreso de la enfermedad en lo que se denomina resistencia parcial.

Según Ochoa, los materiales podrán usarse para siembras comerciales mediante procesos como clonación o entrarán a formar parte de un esquema de mejoramiento genético clásico como fuente de resistencia para  el desarrollo de nuevos materiales.
 

Material  híbrido es la solución

A raíz de la pudrición del cogollo en Tumaco y las amenazas en otras regiones del país, las empresas productoras de semilla del sector, han venido desarrollando diferentes soluciones a la problemática. Unipalma ofrecen materiales híbridos interespecíficos OxG, que han resultado ser una única solución en zonas como la occidental donde la PC es de carácter letal para los materiales tradicionales Tenera. Hasta ahora, se han reemplazo más de 13.000 hectáreas.