Ventana agropecuaria: Altillanura, la región con el mayor potencial

Margarita Matías

Así se diga que todavía falta demasiada infraestructura, que queda muy lejos de los puertos y que las inversiones son muy altas por cuenta de la necesaria transformación de la tierra, la Altillanura es una zona que mantiene su perspectiva económica.

Y eso es algo que no es un secreto para los inversionistas, quienes vienen no solo de otras zonas de Colombia, sino también del exterior en busca de un territorio que tenga las condiciones ideales para crecer la frontera agrícola.

Comparado con algunas zonas de Brasil, el desarrollo del sector agrícola en la Altillanura es similar, de hecho, solo en esta parte de Colombia se pueden identificar zonas extensas con cultivos, las cuales difícilmente se podrían encontrar en otras regiones.

El interés por la Altillanura es evidente. Según el director de Fundallanura, Napoleón Viveros, en la actualidad hay empresas de todos los sectores y provenientes de diferentes partes del país, en donde los más representativos son los oriundos del Valle del Cauca. De hecho, entre los llanos y el sur occidente colombiano existe una relación muy estrecha, pues a través del puerto de Buenaventura los productos de la Altillanura pueden salir, y además, los industriales del Valle están expandiendo sus negocios en esta zona.

Si de regiones prometedoras se trata, es claro que la Altillanura lidera este potencial, y eso lo corroboran las 96.000 hectáreas que están sembradas en la actualidad.