Zona Franca del Eje Cafetero sigue buscando socio capitalista

Bogotá La falta de capital de trabajo, no solo ha sido la constante de la Zona Franca del Eje Cafetero, ubicada en La Tebaida (Quindío) que en este 2012 cumple 10 años de comercialización de lotes, sino la causa de que en los últimos años el parque industrial registre pérdida en su balance y presente un alto pasivo.

Según el gerente del complejo industrial, que ha encontrado una vocación como plataforma logística, Luis Fernando Velásquez, el 2011 fue de estrechez de caja, al punto que no logró comercializar ni un lote de los que tiene en oferta, como ocurrió en 2009.El año pasado terminó con un déficit de $900 millones y con pasivos por $2.200 millones.La Zona Franca está desarrollada en cuatro etapas con 50 lotes, de los cuales 40 están vendidos, pero el resto, que en buena parte se encuentran en las etapas 3 y 4, no se han logrado ejecutar porque no hay capital para hacer la infraestructura y obras de adecuación. Esa situación llevó a las directivas de la entidad a mover la posibilidad de un socio capitalizador que lo buscan hace dos años. Tampoco en este aspecto la ZF ha tenido luz verde.Tras el fracaso de una negociación con un grupo de inversionistas nacionales y extranjeros, supuestamente interesado en capitalizar la entidad, las directivas de la firma optaron por contratar una banca de inversión que está a la `caza` de posibles capitalizadores.Velásquez señaló que están identificadas cuatro ó cinco firmas interesadas pero el proceso va más avanzado con una multinacional. El complejo industrial necesita de unos $5.500 millones destinados a concluir obras que hacen falta por desarrollar como pavimentos de las etapas 3 y 4 y de zonas de acceso. Otra parte sería para atender el pasivo.’El proceso va muy bien y esperamos cerrar el negocio en unos días. Tenemos información que hay una propuesta que van a presentar unas personas del Eje Cafetero. Estamos optimistas en que se encontrará el capitalizador’, señaló. El directivo indicó que los potenciales inversionistas tienen interés en desarrollar una plataforma logística para concretar la iniciativa en 80 hectáreas más y colindar con el Aeropuerto El Edén que sirve a Armenia.’Hoy estamos en 20 hectáreas y el proyecto es quedar en 100 para tener una integración entre los modos de transporte aéreo, terrestre y férreo’, sostuvo. Contiguo a la Zona Franca está la terminal del ferrocarril del Pacífico que va de Buenaventura a La Felisa (Caldas). Pero pese a las múltiples expectativas, éste es un proyecto que no ha podido arrancar en forma, ni se ha terminado de construir. De todas formas el parque industrial, del cual el accionista mayoritario es la Gobernación del Quindío, cerró en 2011 con 18 usuarios, está en proceso de calificar el 19 y aumentó el número de operaciones realizadas, según dijo Velásquez.Las opinionesLuis Fernando VelásquezGerente Zona Franca del Eje Cafetero’Estamos optimistas en que se encontrará un socio en los próximos días, que le inyecte capital fresco a la Zona Franca y se terminen las obras que faltan’.Rodrigo EstradaPresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Armenia’Si bien se ha atraído algunas empresas, a la ZF le ha faltado músculo financiero. Está muy bien ubicada y tiene muchas ventajas, pero hay que buscar inversionistas para crecer’.Teresita Celistcelis@larepublica.com.co