Cine colombiano, un plan para el fin de semana

Mónica María Parada - mparada@larepublica.com.co

Cuando se trata de hacer planes un fin de semana, ver una película colombiana puede ser una buena opción, pues se trata de una industria que viene creciendo con mejores inversiones y mayores desarrollos en guiones, equipos de actores y producción.

Adicionalmente, desde hace un tiempo, no se asocia necesariamente con las salas de exposición de cine arte, sino que también se proyectan en las de Cine Colombia, Cinemark, Procinal, Royal Films y Cinépolis. Ir a ver una película colombiana no le cuesta más o menos que si fuera a ver una con el sello de Hollywood, pues la boleta promedio tiene el mismo valor de $7.000 que otras.

Lo importante, según los expertos, no es apoyar estos títulos porque se trate de un desarrollo local, como si existiera de manera implícita algún deber patriótico, sino que usted como espectador se dé la oportunidad de encontrarse con un largometraje de un género que le guste y se deje sorprender.

Pero, ¿qué hay para ver en materia de producciones locales?

Este mes se estrena San andresito; en agosto llegarán Sofía y el terco, la lectora y Carrusel (una película sobre las contrataciones); en septiembre veremos El cartel de los sapos; en octubre La Playa; para el mes de noviembre se presentará en las salas Secreto de confesión; y en diciembre, El paseo 2. De acuerdo con Sandrá Dávila, gerente general de Cinecolor Film, también están pendiente de fechas de estreno un par de títulos más.

'El cine colombiano es el único que va a reflejar a un futuro lo que somos. Es un producto histórico. Deja un registro de lo que somos como país, como nación, como colombianos', dijo la ejecutiva. Respecto a las inversiones que se adelantan en el desarrollo local de la industria, Julián Giraldo, gerente de RCN Cine & E-nnova, dijo que la firma para la que trabaja estrena unas ocho o diez películas al año, que financia en parte, vía premios y estímulos, y lo demás es complementado por RCN o Caracol.

Respecto al gasto que se puede llegar a tener con cada una de estas piezas, dijo que el estimado es que sea del orden de $1.000 millones o $1.200 millones. Pero la manera de recuperar esos ingresos no está solo en las salas de cine, donde la acogida depende de lo bueno del contenido, pues su exhibición se hace en las mismas condiciones que las demás, sino que además 'se incluye una segunda fase que tiene que ver con la venta a la televisión paga (HBO o Moviecity pagan en promedio entre $30.000 o $40.000 por mostrar en exclusiva durante un año) y luego están las posibilidades de DVD o video por demanda. Finalmente, se hace una transmisión a través de los canales abiertos de televisión, dijo Giraldo. Respecto a los géneros fuertes del país, dijo que son la comedia y lo popular.

La historia de una ópera prima local

Este diario habló con Andrés Burgos, director de Sofía y El Terco. Al referirse a su ópera prima, señaló que lo más difícil tiene que ver con la consecución de los recursos para poder realizar estos proyectos, pero que en su caso, cuando Carmen Maura (Volver) se sumó al reparto, fueron varias las firmas que se ofrecieron a aportar el capital restante.

Adicionalmente, indicó que cuando se está haciendo cine local, es importante que se trabaje una historia que tenga acogida en el mercado y que esté montada sobre la realidad de los recursos que se van a tener durante su elaboración.

TEMAS


Colombia