Conozca la pirámide nutricional vegetariana para que inicie un estilo de vida saludable

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co

La idea de que se pueda tener una alimentación balanceada sin el uso de carnes no puede ser inconcebible, pues existe una variada receta, balanceada y nutritiva que podría mejorar los ritmos de alimentación arrojando mejores resultados.

Actualmente, hay cerca de 150 restaurantes vegetarianos en el ámbito nacional que propagan un estilo de vida más sano con la comercialización de un menú integrado por alimentos más ricos en fibras, frutas y vegetales. Todo esto, con el propósito de mejorar la calidad de digestión corporal y, en algunas ocasiones, para aportarle al consumidor un estilo de una vida más tranquilo, que en muchas ocasiones el consumo de carne lo impide.

La pirámide de nutrición vegetariana está compuesta por cereales, que constituyen la base alimenticia. En este grupo entra lo relacionado con: pasta, arroz, pan, cereales de desayuno, trigo, maíz, avena, centeno, quinoa, amaranto, espelta, mijo, muësli. En este grupo, se recomienda que las porciones diarias correspondan a una rodaja de pan, una bolsa de cereales de desayuno y arroz o pasta.

En segunda instancia, en la escala de la pirámide están las verduras y las hortalizas, tales como: espinacas, berros, pimientos, tomates, acelgas, papas, cebolla, apio, zanahorias, espárragos y coles. El acompañamiento de zumos de frutas es ideal.

La tercera escala de la pirámide está relacionada con frutas frescas y frutos secos, a este grupo entran: naranjas, manzanas, plátanos, fresas, kiwis, uvas, mangos, aguacates, peras, albaricoques, nectarinas, orejones de albaricoque, ciruelas, higos secos y uvas pasas.

Lo ideal para lograr un balance en la mitad de la pirámide, consiste en variar el consumo de estas frutas con la finalidad de contribuir en la medida justa y necesaria de Vitamina C para el organismo. Con estos alimentos aumenta la absorción del hierro.

Consumir alimentos ricos en calcio, como brócoli, espinacas, leche de soja enriquecida, tofu, margarinas vegetales, zumo de naranja enriquecido con calcio, higos secos, sésamo, tahini, melaza; son ideales para el complemento del almuerzo. Estas semillas proveen Vitamina E .

Las legumbres, como garbanzos, lentejas, soja, tempeh, tofu, judías de diversas clases, guisantes, pistachos, almendras, cacahuetes se deben consumir diariamente, para completar la tabla proteíca con la que se logrará una mejor digestión. Implementar el aceite de oliva, lino, nueces, le hará tener una alimentación rica en la Vitamina B12.

Laura Cahnspeyer, propietaria del restaurante vegetariano Taller de té, quien es vegetariana desde hace ocho años recomienda a quienes no han iniciado la dieta que 'es una buena opción, los platos son deliciosos bien preparados y mucho más económicos. Los alimentos son amigables con el medio ambiente y con la vida. Sin embargo, si decide ser vegetariano es importante que lo haga de forma balanceada'.

Los alimentos orgánicos son otra de las tendencias
Algunos de los expertos en alimentación sana y vegetariana consultados, hicieron mención a los elementos que forman parte de una nutrición sana. El primero de ellos son los alimentos orgánicos, es decir, vegetales y frutas, en los que en ninguna de sus etapas se vierten fertilizantes. Gabriel Tobón, gerente del restaurante Bioplaza, afirmó que un almuerzo con este tipo de alimentos, que puede ser para no vegetarianos, parte desde $15.000.

La opinión

Laura Cahnspeyer
Propietaria de Taller de té

'La combinación de granos con legumbres, la quinoa, los lácteos, los huevos y muchos vegetales y frutas conforman una dieta balanceada'.