Desilusión de compra en Almacenes Éxito

Jorge Ortiz

El comercio minorista representa el 76,5% del total de comercio nacional en Colombia, un segmento bastante importante, según cifras publicadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) en la EAC 2010, y dentro del comercio al por menor no especializado Almacenes Éxito cuenta con un posicionamiento sólido en el mercado.

La cadena antioqueña tiene un grupo de clientes fieles, a quienes debe mantener, trabajando por suplir eficazmente sus necesidades y deseos soportados con un muy buen servicio que haga sentir al consumidor seguro y sin el más mínimo temor de que sus derechos sean vulnerados.

Y precisamente lo anterior no fue lo que sentí en mi última experiencia como cliente de Almacenes Éxito, que a pesar de ser una de las cadenas de almacenes más reconocidas en el mercado, no me ofreció un servicio que me dejara satisfecho.

El fin de semana cuando se celebraba el Día de las Madres, aprovechamos una de las promociones que se ofrecían en el almacén para esta fecha, compramos un TV LCD de 40 pulgadas marca Samsung, el precio resultaba bastante atractivo, pues pagando con la tarjeta de crédito éxito tenía el 25% de descuento, es decir, que por un TV de $1.100.000 se pagaban $825.000 y así efectivamente lo hicimos.

Al día siguiente, ejerciendo nuestro derecho como consumidores, quisimos cambiar el artículo, pues no se encontraba en óptimas condiciones, pero en el almacén nos dijeron que ya no habían existencias de esos televisores en el stock de ningún éxito de la ciudad, y nos persuadieron para recibir una nota cambio por el valor que habíamos pagado por el televisor.

Sí había existencias
Al día siguiente y dos días después en el Éxito de Gran Estación y Tunal, respectivamente, comprobamos que se encontraban varios TV de los que habíamos comprado, y que en el punto de Villa Mayor, donde hicimos la compra simplemente nos engañaron, sin mostrar mayor interés por dar solución al inconveniente que estábamos presentando, y que como clientes estamos en todo nuestro derecho de exigir una solución que nos dejara satisfechos, dejándonos como mejor opción recibir la nota cambio.

Por lo tanto, es importante que Éxito tenga un sistema que permita describir no solo las razones de devolución de productos, sino el proceso que se lleva a cabo para cada cambio.

Esto lo digo porque al hablar con otro funcionario del almacén nos corroboró que el proceso no fue llevado a cabo de la manera correcta y terminamos pagando las consecuencias de un mal servicio.

TEMAS


Comercio