El caos de Transmilenio visto por un ciudadano

Diana Torres Rodriguez

El pasado lunes 6 de febrero de 2012, tuve que soportar uno de los peores caos de Transmilenio, en mi caso en la estación de Toberín a las 7 de la mañana.

Desde que iniciaron las clases en todas las universidades, los usuarios de Transmilenio han aumentado, ocasionando la misma congestión que en años anteriores, las largas filas para comprar la tarjeta y ahora se le suma las largas filas para ingresar a la Estación. Este día, supongo que debido a la lluvia se acumularon más personas, al principio todo parecía normal ya que todos estaban haciendo fila para ingresar, pero la poca frecuencia en la que pasan los buses articulados ocasionó que la gente empezara a desesperarse, empujaban y gritaban que dieran paso cada que llegaba un bus articulado. Los usuarios lograban subirse, pero claramente no era suficiente para todos; me preguntaba en qué momento podría haber un accidente, alguien podía caerse ya que las puertas de la estación no se cerraban, era tal punto de congestión, que las personas al intentar subirse empujaban tanto que otros usuarios terminaban subiéndose a una ruta que no les servía. Por supuesto esta es una hora pico, pero dónde se encuentran las personas que trabajan para Transmilenio y los bachilleres, que a cualquier otra hora uno los ve caminando por los puentes, pero en los momentos que se necesitan para resolver estos caos, no solo de ese día sino durante toda la semana.

Yo sé que el problema radica en que es prácticamente el único medio de transporte que le sirve a la mayoría de las personas, ya que tomar un bus a esa hora es casi imposible por la trancones que se presentan en la mayoría de las vías principales; sin embargo mientras se toman medidas les puedo decir a los usuarios que si llegan de últimos o tarde no pretendan subirse de primero al bus articulado, ya que las personas si se están subiendo, pero obviamente no es suficiente para que todos se suban en el mismo articulado.

Afortunadamente soy una usuaria eventual de Transmilenio, pero con esto que sucedió me pregunto qué tan aconsejable es usar este servicio para mi salud y seguridad.

Mi sugerencia para optimizar el sistema de Transmilenio en la Estación de Toberín, es que se amplie la infraestructura ya que los dos vagones no son suficientes para todos los usuarios, buscar la satisfacción del usuario es importante al momento de movilizarse dentro de la ciudad.

TEMAS


Transmilenio