‘El consumidor de lujo en Colombia es de primera’

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Mayor seguridad nacional, el interés por tener mayor conocimiento, aumento del poder adquisitivo y la llegada de nuevas marcas están haciendo del colombiano un consumidor de lujo de primer nivel. Así lo aseguró a LR un experto en esta materia, el director de Cartier para América Latina, Christophe Poilleux.

¿Qué define al consumidor de lujo en Colombia?
El consumidor de lujo en Colombia es de primera y ha manifestado una transformación muy positiva, a la vez que un crecimiento impresionante en los últimos 15 años. Una diferencia con otros mercados regionales es que el colombiano conoce muchísimo de este mercado y vive el lujo como una pasión. Eso lo vemos con todas las personas que entran a nuestra boutique, la primera en Latinoamérica y en la que actualmente, ya remodelada, se puede vivir el mismo lujo que tenemos en París o Nueva York.

Según la experiencia de Cartier, ¿el lujo se vive igual en mujeres y hombres?
Sí. El perfil de lujo en Colombia está relacionado con personas mayores de 30 años de edad, lo viven hombres y mujeres por igual, pues ambos buscan vivir una misma emoción, quieren tener una obra maestra exclusiva, que les dure toda la vida y son más mucho más exigentes que antes.

¿Qué busca el cliente colombiano cuando entra a una boutique como la de Cartier?
Buena atención y encontrar productos de las últimas colecciones. Por el carácter exclusivo de la marca, en el nicho de joyería lanzamos nuevas colecciones cada dos años. Lo que tenemos constantemente son nuevas versiones, tamaños y características. Todo lo que presentamos es muy bien recibido por nuestros clientes. Una característica que llama la atención del consumidor de lujo es que no está apurado, se toma su tiempo para mirar, para probar, para sentir y hasta para comparar mientras degusta una compra de champaña. Así mismo, busca espacio bien definidos, por esa razón tenemos nuestras colecciones en zonas muy bien delimitadas.

¿La remodelación de la boutique es reflejo del potencial local?
Por supuesto, Colombia es un mercado donde aún falta mucho en el segmento de lujo y la gente conoce mucho de lo que está de moda o es alta gama. Esto garantiza un potencial altísimo. Desde que remodelamos nuestra boutique en Bogotá, estamos registrando un crecimiento anual de 25%. Valió la pena invertir una suma de esta dimensión en la boutique.

¿Qué buscan más los clientes: relojes o joyas?
Colombia es el líder en la región en ventas de joyas, exceptuado a grandes mercados Brasil y México. Pero últimamente, la selección está muy pareja. Hay que destacar que si bien no hay colecciones especiales para Colombia, todo lo que se lanza en Madrid, Nueva York, Londres o Francia viene exactamente igual y de la misma forma para Colombia.

¿Abrirán otras boutiques?
Sin duda, hay mucho potencial en principales ciudades del país.