Experiencia de consumo y creatividad

Saaid Jamis Tovar

Cada vez las determinantes de precio, promoción o cantidad influyen menos en la decisión de compra de los consumidores nacionales.

Ahora, la clave está en vender experiencias de consumo, tanto así que los colores, aromas y texturas, entre otros, logran con más facilidad un aprecio por la marca, producto o servicio ofrecido, ya que estas características nos transportan a momentos o circunstancias que marcaron nuestra vida.

Por ejemplo, cuando encontramos en un establecimiento objetos relacionados con nuestra infancia o juventud, que finalmente son símbolos que establecieron nuestra cultura.

En mi caso, la experiencia de consumo que proporciona el restaurante 'La totuma corrida', ubicado en el sector de la Candelaria en la ciudad de Bogotá, ofrece una buena oferta de valor, combinando comida japonesa con un ambiente colonial. Sin duda, la carta de platos no es muy extensa, pero la originalidad en la presentación de los platos y sus nombres son muy llamativos y divertidos, como el Totumashi o el Totucaribeño, los cuales son servidos en su gran mayoría en Totumas. Sin embargo, en la carta también se ofrecen postres, helados y hasta se puede disfrutar de un buen coctel.

Sin duda, lo que a mi me llama más la atención es su decoración, la distribución de los espacios y el servicio.

La decoración evoca un ambiente pintoresco lleno de color, con algunas pinturas expresionistas.

Hay la libertad de ubicarse en el suelo en cojines muy cómodos o en la tradicional mesa, no importa cual sea su preferencia, porque el servicio ofrecido es muy cordial, tanto así que, a veces se podría confundir como estar en la sala o el patio de la casa.

Tienda acogedora
En mi última experiencia de consumo lo que más me agradó fue poder sentir que, aunque no es un establecimiento muy amplio era bastante acogedor, ya que sin duda es un lugar muy apetecido por los estudiantes del sector de la candelaria, y que a pesar de esto, me ubicaron rápidamente en una mesa, y sinceramente no sentí la gran afluencia de comensales, que en algunos caso perturba.

Finalmente, creo que 'La totuma corrida' así como otros establecimientos, compañías o marcas que usan factores que no están propiamente relacionados con determinantes de 'bolsillo', y que arriesgan para romper paradigmas, logra ofrecerle a los compradores experiencias de consumo mucho más creativas, reviviendo o creando recuerdos y sentimientos de aceptación hacia la marca.