Fidelización a marcas ha caído por productos low cost con más respaldo

Supermercado. Photographer: Samyukta Lakshmi/Bloomberg

De shopper colombianos, 45% muestra mayor apertura a probar nuevos productos

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Las tiendas de descuento siguen ganando terreno en el país y según la última encuesta de ahorro de Brandstrat 45% de los consumidores colombianos, en búsqueda de generar mayor ahorro, cambia su marca de preferencia por otra no tan reconocida y mucho más económica para hacer rendir el dinero.

Esta es una tendencia que ha ido creciendo en los últimos años, al pasar de un 20% de los consumidores que optaba por esta decisión de cambio en 2010 al 45% mencionado, que es el punto más alto en ocho años, y ha desplazado la fidelización que existía hacia las marcas tradicionales.

Ahora, las marcas siguen manteniendo gran parte del mercado con 26% que señaló que prefiere disminuir la cantidad sin cambiar de producto, 13% que busca alargar los tiempos de uso para hacer menos compras y no tener que cambiar de marca, y 17% que hace el cambio por otra marca más económica, pero igualmente reconocida. En total, estas tres categorías de preferencia, con 56%, siguen teniendo la mayor participación del mercado.

Y esta costumbre, según los investigadores en Brandstrat, persiste con más fuerza en los estratos altos (4, 5 y 6) donde 65% prefiere ciertas marcas, aunque señalan que el fenómeno de descuentos también logró que la estrategia de optar por enseñas más económicas no conocidas en el mercado, aumentara a 35% en 2018 en este segmento desde el 14% que tenía en 2010.

“Por otro lado, para los estratos más bajos (1 y 2), en los que la marca era un factor determinante para 1) no arriesgarse a perder su dinero por una baja calidad y 2) por la existencia de marcas aspiracionales, ya es mucho más ‘seguro’ optar por una marca que les otorgue el valor equivalente a lo que pueden pagar, haciendo que las estrategias de fidelidad de marca hayan disminuido a 30% y 32% respectivamente”, explicaron los investigadores de Brandstrat.

Dentro de estas tendencias, se destaca el crecimiento de las tiendas de hard discount, como gran motor de estas nuevas marcas más económicas, ya que el hecho de que siete de cada 10 productos son de marcas propias. “Se empieza a percibir el respaldo de la cadena sobre el producto, haciendo que este aspecto se haya fortalecido como una de las estrategias más comunes para asegurar el rendimiento”, agregó la investigación que se realizó en las principales cuatro ciudades de Colombia (Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla) a 610 personas, entre los 18 y 65 años de todos los estratos.

Finalmente, los analistas destacaron que se mantiene una fuerte preferencia por las marcas en algunos sectores que pueden estar jalonando el total y “es una proporción que seguramente se asocia a categorías distintas al retail y productos de canasta familiar, como la tecnología, teniendo en cuenta que en particular la categoría de teléfonos móviles está experimentando un momento de lanzamientos y novedades en 2018”, concluyó la investigación.

TEMAS


Comercio - Low cost - Discounters - marcas - BrandStrat