Guía práctica para que no malgaste su dinero en reparaciones mecánicas innecesarias

Bloomberg

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Nunca está demás hacer los mantenimientos respectivos al vehículo, principalmente porque eso es garantía de seguridad. No obstante, en ocasiones el tema se vuelve recurrente o abusivo, realidad que hace pensar cuándo es realmente necesario hacer una reparación mecánica.

Para develar esas dudas y evitar que malgaste su dinero, Amín Cerquera Sáenz, un especialista en el tema de seguridad y durabilidad de las piezas de Terminales Automotrices, resumió en la siguiente guía práctica la forma de hacer un diagnóstico rápido y efectivo para identificar cuándo es realmente necesario ir al taller.

Suspensión en mal estado

Los síntomas del vehículo que advierten que las rótulas, los brazos de suspensión, terminales y los axiales están en mal estado son: el vehículo emite ruidos cortos y agudos al pasar terrenos ásperos, así como ruidos cortos al pasar reductores de velocidad, escalones o cuando el auto se inclina o se fondea (la carrocería va hacia abajo).

También es una alerta cuando el auto se desvía o tiende a no seguir en línea recta sin mover el volante de dirección; o cuando el volante de dirección siempre se mueve hacia algún lado.

Inspección visual y auditiva

Lo recomendable, si se guía por los números, es hacer revisión de los sistemas de suspensión, dirección, transmisión y frenos del vehículo cada 20.000 kilómetros o cuando detecte una anomalía.

Si prefiere otras técnicas, observe el desgaste de las llantas y recuerde que esa insuficiencia está relacionada con el mal estado de los elementos de suspensión y dirección cuando: si hay desgaste severo por uno de los hombros, esto significa que el camber está alterado y que existen problemas con las rótulas o muñones de suspensión y los brazos de control; si el desgaste es irregular y con apariencia de sierra, puede ser un problema del terminal exterior de dirección o el terminal axial de dirección. Por último, el desgaste por parches o puntos irregulares, devela que existen problemas con los brazos de control, el espiral o amortiguador y se presenta un desbalanceo en los componentes de suspensión y amortiguación.

Fallas en ejes y frenos

Para evitar que el mecánico le diga nuevamente que tiene 'fallas en ejes homocinéticos', tenga en cuenta las siguientes sugerencias: los guardapolvos fisurados, permiten que entre suciedad y humedad al interior del eje, reduciendo su vida útil; el ruido y vibración en el momento de arrancar o acelerar el vehículo es síntoma de fallas en las juntas fijas; la vibración al ir a velocidad constante indica el deterioro de las juntas fijas.

En cuanto a los frenos, debe estar atento si siente una vibración en el volante de dirección al momento de frenar (generado por pandeo en discos o campanas con alabeo excesivo) o cuando se usa mucho el freno y de un momento a otro se va el pedal a fondo y el vehículo no se detiene (el líquido de frenos presenta humedad o el sistema de frenos presenta aire).

Invierta en piezas y accesorios de marcas reconocidas

Una de las sugerencias que hacen los mecánicos y que todos los conductores deben cumplir, es la de instalar piezas, partes y accesorios de marcas reconocidas. Esto no solo garantiza una mayor duración y menos mantenimiento en el funcionamiento del vehículo, sino que además permite tener un respaldo posventa, en caso de algún producto falle de manera repentina o antes de lo previsto. 'Esta es la razón por la que Terminales Automotrices S.A., y su marca K-Automotive Corp., sugiere siempre a los clientes invertir en firmas de calidad y experiencia en el mercado', indicó el especialista Amín Cerquera Sáenz. Agregó que si se tienen en cuenta las señales que se describieron en este artículo, los conductores pueden prevenir accidentes y situaciones que pongan en peligro la seguridad y el confort de los ocupantes del auto.