Información incompleta para el consumidor

Ángelo Gabriel Moreno

Debido a la devaluación del dólar, existe una mayor capacidad adquisitiva de la población a obtener bienes importados. A esto cabe sumarle los precios más asequibles que ofrecen los productos manufacturados en China.

La importación de celulares procedentes de este país asiático ha despertado la curiosidad e interés de varios consumidores que optan por comprar un equipo con características de última tecnología a un bajo costo.

No fuí ajeno a este interés, y así fue como la semana pasada comencé a indagar y buscar el teléfono celular que quería.

El primer paso fue ingresar a la página de Movistar en Colombia y consultar el precio y características del teléfono.

Al observar que el artículo no lo podía adquirir por internet, surgió una inquietud, ¿en que punto de venta lo podía conseguir?; así que para responderla utilicé todos los medios disponibles, líneas de atención, correos electrónicos, Twitter y Facebook, pero en ninguno de éstos se me brindó una respuesta concreta a mi pregunta.

Lo único que me comunicaban era que debía dirigirme a cada punto de venta ya que no tenían conocimiento de las existencias disponibles en cada lugar.

Es decir, debía empezar una búsqueda exhaustiva por la ciudad y contar con la suerte de hallar mi teléfono en alguno de los sitios dispuestos para la venta.

No tuve más opción, así que me dirigí a dos sitios ubicados en el centro de Bogotá, el primero de ellos situado en el Parque Central Bavaria y el segundo ubicado en la calle 58 con carrera 13. De este último, debo decir que la atención al cliente por parte de las personas encargadas de ventas es muy deficiente; al finalizar el día, en ninguno de estos sitios había conseguido mi teléfono.

Al día siguiente visite dos puntos al norte de la ciudad, el de la calle 116 en el que la respuesta volvió a ser negativa y mi esperanza disminuía, pero finalmente, lo conseguí en el punto de la carrera séptima con calle cien, en el que debo resaltar que encontré una eficiente atención al cliente, al consumidor.

En mi opinión, esta incertidumbre y falta de información hace que los consumidores incurran en mayores costos en tiempo y desplazamiento; tuve que invertir dinero para transportarme hacia cada sitio, adicionalmente las lluvias hicieron más complicado el trayecto y el factor mas importante que tuve que invertir en la búsqueda, el tiempo.

Todo esto hace que la sugerencia y posible solución a esta problemática radique en un canal de comunicación e información que permita conocer al consumidor la disponibilidad de teléfonos en cada punto de venta.