La eterna espera por un examen médico

Camilo Andrés Hernández

Soy un consumidor promedio, cliente de varios servicios que no brindan un grado de satisfacción óptimo. Generalmente soy tolerante, pero para mí existe un servicio en el cual no debería haber ningún nivel de tolerancia: estoy hablando de la salud.

Como todos sabemos, este servicio está deteriorado en este país, y contrario a la realidad debería ser el que provea mejores garantías, sin embargo, tristemente no es así. A pesar de ser consciente de esto, me angustia percibir el grado de ineficiencia e indiferencia de una EPS, como lo es Saludcoop. No soy usuario de esta EPS, pero alguien muy cercano a mí lo es y desafortunadamente no ha tenido una buena experiencia con la entidad. Las dificultades se empezaron a evidenciar cuando después de diversas citas médicas y visitas a urgencias, no se lograba tener un diagnóstico y se ignoraba totalmente su malestar con tratos despectivos por parte de los funcionarios de la entidad.

Después de un buen tiempo, se le realizó una ecografía cuyos resultados demoraron 15 días hábiles, cuando en otras entidades son entregados una hora después.

Posterior a esto y con bastante insistencia, le ordenaron otro examen urgente que sólo pudo ser programado para 20 días después.

El tan esperado examen requería de una preparación que se puede considerar como indeseable, y aún así esta persona lo realizó. El día del examen, se llamó a confirmar la cita sólo para que nos sorprendieran con la noticia de la cancelación de esta dado que la clínica donde éste se iba a realizar, había cancelado el convenio con Saludcoop. Nunca se recibió una notificación por parte de la EPS, no se tuvo en cuenta el estado del paciente, ni la urgencia del examen y mucho menos la preparación en vano por la cual tuvo que pasar el paciente. Lo único que se recibió fue una llamada por parte de la entidad informando que el examen iba a ser reprogramado en la siguiente semana. Una semana considerablemente larga, cuando se tiene en cuenta que este incidente ocurrió hace 3 semanas y no se ha tenido ningún tipo de respuesta. Entidades como Saludcoop deberían evitar este tipo ineficiencias totalmente. Se debe implementar un organismo de control que regule mas allá de los plazos de asignación de los exámenes, el cumplimiento de los mismos y la entrega de sus resultados, ya que como reitero, aquí no se está hablando de un grado de satisfacción de un consumidor sino de lo que debería ser prioridad para todo el mundo, la salud y la vida humana.

TEMAS


Salud