Los hombres compran más por antojo que las mujeres

Bloomberg

Daniel Pérez Pérez

Cuando en mercadeo se diseña un nuevo producto o una nueva campaña de comunicación, siempre se debe pensar en qué es lo que el consumidor quiere, y eso hay que tenerlo en cuenta para poder hacer estrategia efectiva de mensaje o del producto.

Tal vez, saber la respuesta a esa pregunta es de las cosas más complicadas que puede haber, y definitivamente, se trata de la clave del éxito para triunfar en la arena del mercadeo.

Desde el sistema de información Consumer Track Raddar-ViewsColombia se analizan precisamente esos insights del consumidor para poder entregar información a los gerentes de mercadeo que les ayude a tomar mejores decisiones sobre sus acciones. En la búsqueda de la respuesta a la pregunta 'qué quieren los consumidores' hemos encontrado una información bastante interesante sobre las diferencias que pueden existir entre hombres y mujeres al momento de comprar.

Por ejemplo, si comenzamos por la forma en que se paga lo comprado podemos encontrar los primeros comportamientos diferentes entre estos dos grupos. Aunque es cierto que tanto los hombres como las mujeres pagan sus compras principalmente en efectivo (96,30% las mujeres y 94,51% los hombres), también es cierto que el uso de 'dinero plástico' tiene mayor penetración dentro de los hombres pues como se observa en el gráfico, el consumidor masculino usa, cerca de 40% más que las mujeres, medios de pago diferentes al efectivo. Además, el pago de la última compra con crédito es casi un 25% superior en hombres que en mujeres.

Si se profundiza sobre las razones que se tuvieron en cuenta al momento de realizar la última compra, también se observan diferencias que pueden ayudar mucho al momento de 'hacer' mercadeo. A pesar de que tanto para hombres como para mujeres la calidad es la razón más importante al momento de realizar la compra de un producto, para los hombres importa 24,88% mientras que para las mujeres pesa un 30,7%. Esta diferencia por si sola no dice mucho. Pero si se analizan los demás datos encontramos que los hombre compran más por una necesidad que las mujeres (21,38% frente a 18,91% de las mujeres) pero además, también se ve que los hombres le hacen caso más al antojo que las mujeres: Mientras las mujeres manifiestan el antojo como razón para comprar en un 7,02%, los hombres respondieron lo mismo en un 10,94% de las veces.

Cuando se tiene este panorama, comienza a abrir todo una nueva forma de entender a los compradores.

Y como al final, la gran meta es ganarse la cabeza y el corazón de los consumidores, no podíamos dejar de preguntarles a los entrevistados por las marcas que más admiran. Las respuestas también arrojan diferencias entre géneros: Mientras las empresas más admiradas por las mujeres fueron principalmente relacionadas con el consumo del hogar (Colgate, Roa, Colanta, Alpina y Diana), en el caso de los hombres se encuentran marcas de estilo de vida y aspiracionales (Sony, Adidas, Nike, CocaCola y Colgate). Que los hombres y las mujeres somos diferentes, es una realidad. Pero encontrar esas diferencias al momento de comprar y de relacionarse con las marcas, es un deber y una gran ayuda para cualquier gerente de mercadeo para poder hacer que sus marcas vendan más y que su presupuesto de mercadeo sea más efectivo.