Mistery shopper corner: Se perdió una compra…

Fabián García

Hace unos días, mientras buscaba un regalo para un familiar que quiero mucho y conociendo sus gustos sobre las cosas paranormales, historia, antropología, historia egipcia, maya y su afición a ver canales como Natgeo y Discovery, me decidí a darle un regalo en honor a su cumpleaños que con seguridad le iba a gustar. Pensé que el mejor obsequio para él y que hace mucho tiempo quería hacerlo, era una suscripción por un año a la revista de la Natgeo.

Entonces comencé mi proceso el cuál consideré inicialmente que iba a ser muy fácil. Primero coloqué en el buscador 'NationalGeographic Colombia', para lo cual no obtuve muchos resultados. Luego 'Revista NationalGeographic' y su primer resultado fue la página para américa latina de la Natgeo, entonces dije:'aquí es!!!'.

Pues No. Cuando hice click en suscripciones me enteré que éstas aplicaban solo para México. Entonces allí mismo me percaté que la editorial de la revista es Televisa, por lo cual busqué a esta editorial en Colombia y apareció una página, en la que encontré muy poca información de la revista y de suscripciones.

Aún sin creer y pensando en que seguramente yo estaba haciendo algo mal, volví a los buscadores y finalmente encontré un link en una página de Facebook en donde finalmente salían unos teléfonos para Colombia, y dije:'por fin!!!'.

Llamé a este número en donde me contestó una operadora y le planteé mi necesidad. Le comenté que necesitaba suscribirme a la revista por un año y queria conocer sus costos y formas de acceso. Me plantearon costos y tarifas, lo cual me pareció asequible. (Ya casi!).

Esta consulta la hice en la segunda semana de marzo pues quería regalar esta suscripción para la primera semana de abril para lo cual le pregunté que con qué edición venía la revista y la señorita que me atendió me confirmó que llegaría para la última semana de abril.

Le planteé mi situación donde le manifesté que era para un obsequio y necesitaba que me llegase con la edición de marzo y me respondió que no era posible y que solo aplicaba para la edición de abril. Entonces, dado esto, le dije a la señorita que no me interesaba la suscripción bajo esos términos, y su respuesta fue: 'muchas gracias por llamar'. Claro, yo como buen colombiano lo dije para que me ofrecieran una alternativa o algo similar y no fue así.

Se terminó la conversación, no adquirí la suscripción y no obtuve el regalo que tanto quería dar. No sé si NationalGeographic para Colombia sea o no lo suficientemente atractivo, pero pienso que así el segmento de población para este tipo de revistas sea muy segmentado, deben existir tácticas comerciales y de atención al cliente accesibles para los pocos compradores que existimos.

TEMAS


Comercio