¿Se le dañó su celular?, así son las pruebas de calidad de un smartphone

Huawei Tiene un laboratorio de audio para mejorar hardware y algoritmos

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Un colombiano cambia su celular cada dos años, y según la más reciente encuesta de la Asociación de la Industria Móvil de Colombia (Asomóvil) la principal razón para renovar es la búsqueda de una mejora tecnológica, en la que se analizan no solo nuevas funcionalidades, sino también características como la calidad del sistema operativo, la memoria, el procesador y en general, la resistencia del celular.

Es por esto que los fabricantes están realizando cada vez mayores inversiones en estos procesos y tienen varios laboratorios dedicados exclusivamente a pruebas de calidad. Pero, ¿cómo se realizan? LR visitó las instalaciones en Beijing de uno de los centros de investigación y desarrollo de Huawei, creado en 2016, que hace estudios en nueve categorías diferentes.

El lugar tiene más de 10.000 metros cuadrados e integra una planta de 7.000 equipos de alta tecnología que realizan más de 250 pruebas de calidad y resistencia. Estos equipos automatizados aumentan también la productividad de la empresa ya que equivalen a 10.000 personas trabajando 24/7.

Las pruebas al smartphone se basan en cuatro líneas principales: comunicaciones, confiabilidad, antenas y audio, y en solo estas facilidades se realizan pruebas para 3.000 dispositivos al mismo tiempo, que se hacen seis veces en un mismo día.

En las primeras pruebas de comunicaciones en el laboratorio se simula cómo trabajaría un celular con más de 1.334 operadores de telefonía 4G/3G/2G “cubriendo cada ancho de banda con cualquier frecuencia y varios ambientes. Acá se corren pruebas para 14 países, en 36 ciudades y con más de 100 escenarios que incluyen montañas, edificios, supermercados, sótanos, entre otras, que generan más de 1.000 combinaciones”, explicaron técnicos del instituto.

En la prueba de confiabilidad se realizan simulaciones de diferentes adversidades para mirar la resistencia y calidad al que se enfrentarán los dispositivos en la vida real. Por lo que, por ejemplo, se somete a una test de presión, donde se simula qué ocurre si una persona ubica su celular en el bolsillo de su pantalón y se sienta sobre él (ver las imágenes). Varias máquinas son las encargadas del proceso que se hace por ciclos en un mismo dispositivo. También, para probar el puerto de conexión USB, el cable se conecta aproximadamente 5.000 veces, y si el puerto sufre alguna falla en este proceso, el dispositivo se devuelve a diseño e ingeniería, ya que el celular debe soportar como mínimo este número de procesos. En este punto, también se miran los cables del dispositivo, y una máquina lo dobla 2.500 veces para asegurar su resistencia.

Otras de las pruebas que se hacen (ver imágenes) es presionar la pantalla del celular y para esto un equipo oprimir los botones más de un millón de veces.

Otro de las tests en resistencia es la de caída y agua; componente que fue agregado recientemente a varías líneas de equipos Huawei. En el primer caso, el dispositivo es sujetado por un equipo que lo suelta en repetidas ocasiones desde distancias equivalentes a 0,20, 1 y 1,5 metros y en el segundo se pone bajo una “lluvia leve” por cerca de 30 minutos. En este punto también se ubica el celular en una cámara de temperatura por 240 horas.

TEMAS


celular - Nuevos celulares - Nuevas tecnologías - Huawei - Huawei P20 Pro - China