Seis consejos para tener en cuenta a la hora de cuidar la piel del rostro

Expansión

Invertir en el producto adecuado para cuidar el rostro no es el único requisito para mantener la buena salud de la piel. Además, es fundamental una buena rutina, conocer la cantidad que debemos utilizar de cada tratamiento, su aplicación y el orden en que se debe aplicar cada producto.

Si no, el efecto puede ser precisamente el contrario: pieles poco hidratadas o demasiado grasas o un acné tardío. Por esta razón tenga en cuenta los siguientes tips: 1. Antes de cualquier tratamiento limpie bien la piel -con un jabón específico para las pieles grasas o una leche limpiadora para las más secas- y calmarla con un tónico.

2. La crema hidratante es fundamental en la rutina de todo tipo de piel, también de aquellas más grasas y acnéicas y con independencia de los sérums y otros productos con los que vayamos a acompañarla. Lo ideal es elegir una línea de cosmética natural, sin parabenes, colorantes y perfumes sin alérgenos como la propuesta por los laboratorios Plantea, Weleda o Korres.

3. Los sérums son los primeros tratamientos que se aplican en la piel completamente limpia. Suelen tener una textura muy ligera, como un gel, que favorece su absorción y actúan como base que prepara la piel para que ésta absorba todos los nutrientes que le vayamos a aplicar a continuación.

4. En el caso de sérums blanqueadores, con vitamina C o específicos para pieles muy maduras es aconsejable reducir su uso sólo a la noche, para evitar la aparición de manchas al contacto con el sol.

5. Tras el serum, se incorpora la crema hidratante en todo el rostro y cuello, excepto en el contorno de ojos. Es recomendable usar un producto especial para esta zona de la cara.

La importancia de usar protector solar todos los días

Por último, es imprescindible durante el día un buen protector solar, con independencia de la estación del año, y aplicado veinte minutos antes de la exposición solar sobre rostro, cuello, escote y orejas. Lo ideal es renovarlo cada dos horas si vamos a pasar el día al aire libre. Si no, aún así es recomendable aplicarlo dos veces al día. Este es un producto que no debe faltar en la cartera y que es clave para evitar manchas o efectos por los rayos solares.