Si compra libros en formato digital se puede ahorrar más del 30% frente a la versión impresa

David E. Susa

A pesar de que la práctica de comprar libros electrónicos, en vez de obras impresas, aún no es muy común en Colombia, esta tendencia fuera del país es cada vez más grande en el mundo.

El beneficio económico es una de las razones que impulsan ese crecimiento, pues por ejemplo, para los compradores puede significar un ahorro de más del 30% por cada texto.

Según Amazon.com, por cada 100 libros de pasta dura vendidos, la empresa comercializa 143 libros electrónicos (e-books). Este tipo de obras, de los cuales la compañía tiene más de 700.000 títulos, representan un importante nicho de mercado.

En Colombia, algunas librerías ofrecen este servicio, y un ejemplo es la Librería Nacional. Su gerente, Aura Bustamante, comentó: 'Actualmente tenemos un catálogo aproximado a los 32.000 títulos en todas las categorías, en las cuales hemos ido creciendo en los últimos seis meses'.

No obstante, Bustamante aseguró que este segmento continúa siendo muy poco explorado por los compradores colombianos. 'En la semana, vendemos unos 20 o 30 libros, lo que demuestra la poca penetración y un auge limitado de los libros electrónicos en nuestro medio'.

La vocera agregó: 'algunos de estos libros requieren un dispositivo de lectura especial, no son compatibles con otros lectores, y, además, pueden ser un poco complicados de operar'.

El catálogo de e-books de la Librería Nacional no es compatible con el lector Kindle, por ejemplo, pero sí con el lector Papyre. Este es un aspecto que todo comprador debe tener en cuenta.

A pesar de este tipo de inconvenientes, que se pueden presentar por el desconocimiento de la tecnología, comprar libros electrónicos tiene grandes ventajas para los usuarios. Así lo afirmó Diego Martínez, director de comunicaciones de LalibreríadelaU.com. 'Los libros electrónicos tienen grandes ventajas, en especial, porque no ocupan espacio y, por eso son muy fáciles de cargar y llevar a todas partes. Cuando uno tiene que usar muchos libros a la vez, tener que cargarlos todos puede ser incómodo. También, los libros electrónicos suelen tener un menor valor, porque, obviamente, no hay que invertir en la impresión y en el papel. Hay otras personas que los prefieren por razones ambientales'.

Sobre el costo de los e-books, Martínez precisó: 'Aunque no me atrevo a dar una cifra concreta, por lo general la gente se ahorra entre 30% o 40% comprando e-books en vez de los libros en papel'.

En una indagación que LR realizó por lo catálogos de ambas librerías, los e-book son, en promedio, 40% más económicos que sus contrapartes impresas.

Por ejemplo, el libro 'Gabriel García Márquez: una vida', escrito por Gerald Martin, tiene un costo en su versión impresa de $49.000, mientras que en la digital cuesta $33.500, representando un ahorro de 32%. Hay casos más extremo, como el último libro de Mario Vargas Llosa (La civilización del espectáculo), que representa un ahorro de 60%.

En conclusión, los libros electrónicos pueden ser su mejor opción si tiene poco espacio y le gusta leer de forma cómoda.

e-Readers pueden costar más de US$100

Para poder leer libros en formato digital es necesario tener un lector o un e-Reader. Hay de muchos tipos, compatibles con diferentes formatos y hechos por múltiples compañías. Todos estos elementos deben ser tenidos en cuenta a la hora de adquirir este tipo de obras literarias. En Estados Unidos, el dispositivo exclusivo para leer libros más popular es el Kindle de Amazon.com. La versión más económica del aparato cuesta US$79, mientras que la versión más costosa es el Kindle DX a US$379. Otras opciones son el Reader Wi-Fi de Sony con un valor de US$129,99 en la tienda oficial de la compañía; y Papyre, el lector más popular en España, que en ese país es distribuido por Grammata, y en Estados Unidos, por la compañía Spring Design. Éste tiene un valor de US$137.