Un buen servicio a los viajeros

Sandra Ortiz

En días pasados tuve una experiencia de servicio al cliente, difícil de olvidar y que con seguridad hace que en el próximo momento de compra piense en esta marca antes que en las demás.

Es por todos conocido que el festivo de las fiestas de San Juan y San Pedro es uno de los más esperados por los viajeros y conseguir tiquete para pueblos cercanos unos días antes del viaje es casi imposible.

Me disponía a viajar con unos amigos al Espinal, Tolima el fin de semana pasado y previendo la situación que se presenta en la terminal de transporte para esta temporada, nos dispusimos a comunicarnos con tres días de anticipación con algunas empresas de transporte municipal para confirmar la disponibilidad de tiquetes el viernes de esa semana, hacer la reserva y de ser posible el pago de los mismos, para no tener problemas con el viaje.

Con las llamadas, pudimos ver que la mayoría de las empresa que se dirigen hacia esa zona del país, no tenían disponible el servicio de apartar los pasajes para esta fecha, la solución que nos ofrecían era ir el día en que fuéramos a viajar a primera hora y comprar los pasajes para por la tarde, situación poco favorable para las personas que trabajamos y no tenemos disponible tiempo en la mañana para cumplir con este propósito.

Sin embargo, después de varias llamadas encontramos que en el mercado si existe una empresa que piensa en este tipo de usuarios y ofrece un buen servicio al cliente que hace que la experiencia de viaje para un fin de semana como este en donde la demanda es mas amplia sea completamente diferente.

En un principio obviamos la opción de Bolivariano por desconocimiento pensando que solo se dirigen a ciudades principales pero al llamar, en primer lugar, nos encontramos con operadora del call center que me dio la información completa y respondió a todas mis inquietudes que surgieron durante la conversación. En segundo lugar, que si se dirigían a mi lugar de destino y podía tener los tiquetes un día antes del viaje sin desplazarme a ningún lado para recogerlos y pagarlos. Bolivariano me garantizó que podía viajar el día que yo quería, sin tener que salir de la oficina, porque un día después de la reserva me entregó los tiquetes allí y de una vez se efectuó el pago.

Con esta experiencia me di cuenta que un buen servicio al cliente puede hacer la diferencia y garantizar una buena percepción de la marca.

Aunque la empresa podría desarrollar otras formas de pago y entrega como el online, podría garantizar que los usuarios que han percibido el buen servicio al cliente que están prestando, pensaran en la marca como primera opción para su próximo viaje.