Acogiéndose a Ley 550, el Valle del Cauca sanearía sus finanzas en tres años: Carabalí

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

La gobernadora encargada del Valle del Cauca, Adriana Carabalí, hizo oficial la decisión de que el departamento se somete a la ley 550 o ley de insolvencia económica producto de la crisis financiera que atraviesa.

Al día de hoy, el Valle enfrenta deudas con los bancos por $160.000 millones, pretensiones de demandas por encima de los $350.000 millones, embargos por el orden de los $80.000 millones, cuentas por pagar al ISS por $107.000 millones por los pensionados, y un déficit fiscal de $119.000 millones.

Sumado a ello, según cifras de la Secretaría de Hacienda de la Gobernación, los ingresos no tributarios cayeron un 38% en los últimos cuatro años y los tributarios tan solo han mantenido tasas de crecimiento de entre 1% y 2%.

Según Carabalí, el gran problema que enfrenta el departamento no son las deudas con el banco, si no el pasivo pensional y los embargos, que no están permitiendo a la administración cumplir con sus obligaciones financieras.

'Acogiéndonos a la Ley 550 estamos siendo responsables con el departamento. Hemos proyectado que en 3 años podremos sanear las finanzas del Valle del Cauca', afirmó Carabalí.

Implicaciones de la ley
Según Alberto Machado, abogado y asesor financiero del sector público, el hecho de que el departamento se acoja a la Ley 55o de 1999, implica una austeridad total en el gasto, además de que los gastos administrativas del departamento deben pasar a ser sometidos a unas nuevas metodologías por parte del Ministerio de Hacienda.

En ese sentido, todos los acreedores del departamento tendrán que 'hacer fila' para que les paguen, incluidos los bancos, que bajo esta figura no quedan en los primeros lugares de prioridad.

Para Adolfo Weybar Sinisterra, contralor del Valle del Cauca, esta es una medida que sirve para ayudar a sanear las finanzas del departamento, que según cuentas de la entidad, alcanza un déficit fiscal de $164.000 millones y no de $119.000 como afirma la gobernadora Carabalí.

'El departamento tiene una situación financiera muy difícil, las contingencias litigiosas del Valle sobrepasan los $400.000 millones, así que se hace necesaria una barrera protectora que permita depurar las cuentas, y por supuesto, generar una defensa técnica del departamento, en esa perspectiva, la medida podría ser clave para empezar', concluyó Sinisterra.

Gobierno destinó $19.000 millones para elecciones
Este primero de julio serían las elecciones atípicas en el departamento del Valle del Cauca para elegir gobernador. En ese sentido, el Gobierno Nacional destinó recursos por $19.000 millones, que serán ejecutados por la Registraduría Nacional, para la instalación de dispositivos electrónicos de huella dactilar en los 16 municipios zonificados y la instalación de 3.400 mesas electorales, entre otros aspectos. Entre tanto, los candidatos tendrán opción de inscribirse hasta este lunes.