Acuerdo de competitividad creará empleos y reducirá la pobreza

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Durante el lanzamiento de la nueva agenda de competitividad el presidente Juan Manuel santos afirmo que las dos metas de esta agenda son: lograr que la economia crezca a un ritmo alto y sostenible para generar empleo formal y de esta manera mejorar ingreso y la calidad de vida de los colombianos. Uno de los objetivos en el cuatrienio es crear 2,5 millones de empleos.

El presidente Santos dijo que en este aspecto el país va bien, ya que en los primeros 20 meses se han ocupado mas de 1.800.000 personas.

La segunda meta es reducir la pobreza y la desigualdad. 

El mandatario dijo que la nueva agenda de competitividad es el plan de vuelo o la hoja de ruta, en la que se priorizaron 100 acciones prioritarias. De acuerdo con Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad (CPC), dijo que el Comité Ejecutivo del sistema nacional de competitividad e innovación empezó a estudiar dicha agenda desde noviembre del año pasado y se realizo un inventario de 300 acciones de las cuales se priorizaron 100. 

El jefe de estado dijo que con estas acciones y con el seguimiento que se va a hacer en el mediano y largo plazo se busca que los pequeños y medianos empresarios puedan crecer, los jóvenes puedan ser mas exitosos y los campesinos se vuelvan "empresarios del campo o una especie de Juan Valdez". 

Santos dijo que su gobierno no va a bajar la guardia en materia de seguridad. Dijo además que el ambiente macroeconómico es fundamental para la competitividad del país. Aspectos como una inflación baja y estable, llegar a un equilibrio fiscal en 2013, reducir la deuda y aumentar la inversión fueron los que resalto el mandatario. Santos dijo que en esta materia el país estaba mejor incluso que otros países desarrollados. 

"Si cumplimos esta agenda y le hacemos el seguimiento adecuado y continuo Colombia mas pronto que tarde será un país reconocido por su competitividad e innovación", dijo santos, quien agrego que Colombia puede ser el nuevo "tigre de América latina".

Durante el evento, también se habló de la nueva reglamentación en la que se oficializa la articulación del Sistema Nacional de Competitividad con el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación. 

Según el  ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, la consolidación del Sistema Nacional de Competitividad, es uno de los retos de la política industrial del Gobierno, la cual, junto con el desarrollo de nuevos agentes de financiación, el fortalecimiento de programas sectoriales para desarrollar sectores de clase mundial, el impulso a la formalización empresarial, y la asignación de recursos de regalías para la innovación, entre otras, propiciarán el fortalecimiento de los sectores empresariales del país.

La estrategia recoge iniciativas de otras agendas como la Estrategia Nacional de Innovación, la política de Gestión del Capital Humano, las acciones a seguir para la implementación del TLC con Estados Unidos, los planes maestros de infraestructura, y los planes estratégicos de las entidades del orden nacional.
 
Entre algunas de las acciones incluidas en el nuevo plan de acción para mejorar la competitividad del país se destacan:
 
El fortalecimiento de las Comisiones Regionales de Competitividad como mecanismos de diálogo publico privado
 
El fomento de  iniciativas de competitividad regional a través del programa de clústers
 
El mayor impulso al Programa de Transformación Productiva, a través de acciones del Gobierno y del sector privado, para que aproximadamente 20 sectores puedan ser jugadores de talla mundial.
 
Avanzar en la facilitación de comercio, definiendo los estándares de inspección simultanea.
 
Expedir la reglamentación del Estatuto de Protección al Consumidor.
 
La reglamentación y puesta en marcha del Estatuto Anticorrupción y otras acciones dirigidas a promover la transparencia y el manejo ético de los negocios.
 
La implementación plena de la Ley Anti-trámites y su seguimiento continuo.
 
La homologación de los horarios de atención en puertos para la prestación de servicios los 7 días de la semana durante las 24 horas del día, de cara a la necesidad que hay de agilizar las operaciones de comercio exterior.