Alianza del Pacífico pone en jaque a los productores de leche con nuevos TLC

Un acuerdo comercial con Nueva Zelanda afectaría a 350.000 productores de leche.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

Desde hace siete años la Alianza del Pacífico se convirtió en una de las iniciativas con mayor proyección en la integración regional. Los cuatro países del bloque (Perú, México, Colombia y Chile) representan la octava potencia económica y 37% del PIB de América Latina y el Caribe.

Sin embargo, para impulsar el crecimiento comercial de este bloque se está trabajando en la entrada de nuevos Estados Asociados (Singapur, Australia, Nueva Zelanda y Canadá), hecho que de consolidarse tal como está planteado hoy, implicaría el deterioro del sector lechero nacional, que sería incapaz de enfrentar las importaciones de leche de Nueva Zelanda.

Hasta el 13 de julio se celebrará la quinta ronda de negociaciones para concretar los nuevos tratados de libre comercio que deberán firmarse con los nuevos asociados, motivo por el cual los diversos eslabones del sector lechero reiteraron su solicitud de ser excluidos de las negociaciones.

La razón es el impacto negativo que tendría para esta industria, que tiene una producción de 7.066 millones de litros al año (19,6 millones litros diarios), si se tiene en cuenta que Nueva Zelanda tiene una producción 3,34 veces más grande que Colombia. Australia, por su parte, produce 1,5 veces más que el país, de acuerdo con cifras expuestas por el Ministerio de Agricultura.

Carlos Enrique Cavelier, presidente de Alquería, señaló que, pese a ser partidario de la apertura de mercados, “está claro que los campesinos no están preparados para estos nuevos acuerdos”. El empresario destacó que fue importante abrir Estados Unidos y Europa, pero advirtió que “no hemos estado preparados para esos mercados, tampoco los estamos para Nueva Zelanda, que tiene costos menores”.

Una de las dudas más claras, para Cavelier y para otros expertos del sector tiene que ver con que el hecho de que no se percibe un beneficio para esta decisión, pues el país no tiene la capacidad de procesamiento que tiene Nueva Zelanda. Una carta firmada por los gremios lecheros (Analac, Fedegán, Asoleche y Fedecoleche) al presidente Santos desataca que entre 2016 y 2017 “las compañías lácteas neozelandesas procesaron 20.700 millones de litros de leche, es decir, 6,5 veces más que el acopio formal de Colombia”.

Así mismo, el gerente de Colanta, Sergio González, expresó que “Nueva Zelanda y Australia producen 41% del total de la leche que se exporta en todo el planeta; es decir, tiene toda la infraestructura y posibilidad de abastecer a Colombia en lácteos, sacando del mercado a los ganaderos colombianos”; y José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, cuestionó la utilidad del acuerdo.

LOS CONTRASTES

  • Carlos Enrique CavelierPresidente de Alquería

    “Con EE.UU. y Europa el mercado ha tratado de reaccionar, pero está claro que los campesinos no están listos para Nueva Zelanda”.


  • Sergio González VillaGerente General de Colanta

    “Colombia es autosuficiente en leche. Otros gobiernos aprobaron TLC que han favorecido el ingreso de 25.000 toneladas al año”.

El impacto sería inminente para los cerca de 350.000 productores locales. En particular, se afectaría 80,7% de la producción que depende de pequeños lecheros, de acuerdo con las cuentas de Analac. Su presidente, Javier Ardila, indicó que “los más afectados son todos los pequeños productores y los que están más alejados de los centros de acopio”.

Con estas cuentas, según los empresarios del sector, los grandes perdedores serán los cerca de 800.000 trabajadores que utiliza la industria láctea, de la que viven unas 400.000 familias.

Para el presidente de Alquería, el efecto es más grande, pues considera que “el impacto sería en toda la cadena”, pero hizo un llamado a “ser parte de la solución, no solo del problema. Hay que protestar, pero innovar”, por lo que pidió buscar reformas en las políticas que mejoren la productividad de los lecheros.

Sector cárnico también se vería afectado

Además de la leche, otro sector que vería perjudicado por la firma de los nuevos acuerdos comerciales es el ganadero. Lafaurie dijo que este sector también deberá someterse a las importaciones que Australia, con consecuencias similares a las observadas para los lecheros. En particular, señaló que “en el caso de carne Australia es un gran exportador, 2,5 millones de toneladas de carne exportadas”, lo que irá en detrimento de la producción nacional, por lo que las negociaciones son clave para evitar afectar a la industria local.

TEMAS


Leche - Nueva Zelanda - TLC - Alianza del Pacífico - Fedegán - Asoleche - Analac