Antonio Navarro confirmó renuncia a la Secretaría de Gobierno y niega pelea con Petro

El secretario de Gobierno de Bogotá, Antonio Navarro Wolf, confirmó su renuncia al cargo argumentando motivos personales y descartó que su dimisión se debiera a problemas personales con el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Antonio Navarro Wolf renunció a su cargo de manera irrevocable debido a razones estrictamente personales, las cuales  no quiso revelar, según dijo en rueda de prensa.

El secretario afirmó que “no le duele una muela” y que la razón de su renuncia no se debe a la salud, y agregó que seguirá en la palestra pública.

El alcalde designó como secretario de Gobierno encargado de Bogotá a Jorge Rojas Rodríguez, en reemplazo temporal del Navarro Wolff, quien renunció con fecha primero de abril.

Rojas Rodríguez, quien se desempeñaba como Secretario Privado de la Alcaldía Mayor fue fundador de la ONG Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, CODHES. El funcionario estará hasta que Petro defina quien será el titular definitivo de esta secretaría.

Por su parte, el alcalde Petro afirmó que pide a los medios que en el marco de la política del amor se rectifique del anuncio de crisis “quienes están publicando este tipo de informaciones nos están calumniando y pido que rectifiquen”.

Además, añadió que aquí no hay ninguna ruptura, no se debe a ninguna desavenencia que Navarro venía desarrollando”.

Por último el mandatario distrital aseguró que aún no tiene candidato para el cargo.

Con respecto a esto el presidente del Concejo de Bogotá, Darío Fernando Cepeda, en declaraciones lamentó la renuncia de Navarro y dijo que “ahora que se avecinan varios temas importantes como es el plan de desarrollo, el plan de ordenamiento la administración Petro va a necesitar un líder él (Navarro)”

La discusión
Con respecto a la información que se manejaba acerca de  que la renuncia había sido por la discusión entre Navarro y Alex Vernot el alcalde dijo: “yo me acuerdo que jamás nos hemos agarrado a palabra, ni hemos tenido discusiones internas”.